Seabiscuit, el caballo heroico de la Gran Depresión

Sebiscuit

Seabiscuit fue un maravilloso caballo de carreras de raza purasangre que se convirtió en leyenda en Estados Unidos, tras convertirse en un triunfador inesperado y representó un símbolo de esperanza durante la Gran Depresión.

Seabiscuit en su edad temprana

Seabiscut nació el 23 de mayo de 1933 en el Claiborne Farm de la Sra. Gladys Mills Phipps. El padre del potrillo fue Hard Tack, un hijo de Man O’War, el cual fue cruzado con la yegua Swing On, hija de Ben Brush.

El potro fue entrenado por el jinete “Sunny” Jim Fitzsimmons, ganador de la Triple Corona, tras correr en más de 30 carreras.

Debido a que era considerado perezoso, Seabiscuit no pudo ganar las primeras diez carreras en las que corrió, ya que a veces, sus huesos retozaban en la pista.   Esto fue motivo de menosprecio y fue utilizado como sparring en su primera temporada, debido a era reacio al entrenamiento.

A los dos años de edad Seabiscuit corrió en 35 carreras, de las cuales venció en cinco ocasiones y alcanzó el segundo lugar en otras siete. Sin embargo, a pesar de ello, fue empleado para otros fines como caballo de escolta y para entrenar a otros ejemplares.

Seabiscuit fue vendido al empresario de automóviles Charles S. Howard, quien era aficionado a los caballos, por la suma de $7.500.

Su nuevo entrenador, Tom Smith, logró tener compatibilidad y establecer un gran vínculo con el caballo.

Sebiscuit
Sebiscuit. Fuente: www.lanacion.com.ar

Seabiscuit alcanza la cumbre de su éxito

El 22 de agosto de 1936 Seabiscuit debutó, montado por el jinete Red Pollard (1909-1981), y dirigido por Tom Smith, en Detroit.

Seabiscuit ganó en la competencia del Gobernador de Detroit y la del handicap de Scarsdale, en Empire City Race Track, en Yonkers, Nueva York, entre otras.

En poco tiempo, Seabiscuit se convirtió en la esperanza para algunos en la era de la Gran Depresión en Estados Unidos.

Durante el año 1937, Seabiscuit ganó once de quince carreras, y recorrió todo Estados Unidos a bordo de un vagón de tren.

El 19 de febrero de 1938, Pollard sufrió una terrible caída mientras competía en la Feria Knightess cuando corría con otro de los caballos de Howard. El jinete sufrió fuertes lesiones en el pecho, así como fracturas en las costillas y el brazo roto, debido al peso del caballo al caerle encima.

Posteriormente, Howard contrató a George Woolf para montar a Seabiscuit. En la carrera del Handicap de Santa Anita, fueron derrotados en un final de fotografía, resultando ganador el ejemplar del Derbi de Santa Anita, un semental llamado Tramoyista.

En junio de 1938, Pollard se había recuperado y montó un potro llamado Young Modern. El caballo salió asustado de la pista y corrió a través de los establos y tiró a Pollard, rompiéndole de nuevo una pierna poniendo fin a su carrera profesional.

Luego, Seabiscuit corrió contra Ligaroti, perteneciente al actor Bing Crosby, en un evento organizado para promover recursos benéficos, realizado en el Hipódromo de Del Mar, en California, en la que resultó victorioso.

El 16 de octubre de 1938 Seabiscuit llegó en segundo lugar, tras ser vencido por la yegua Jacola, que estableció un nuevo récord el hipódromo de Laurel Park de 1:37.00 por milla.

Seabiscuit en la Carrera del Siglo

El 1 de noviembre de 1938, Seabiscuit y War Admiral se disputaron el primer lugar en la carrera que fue denominada la «Carrera del Siglo». La pista de carrera abarcaría más de 1,33 millas (1,91 km) de distancia. Fue el evento deportivo más esperado de la historia de Estados Unidos. El hipódromo Race Course de Pilmico, en Baltimore, fue colmado por miles de aficionados, provenientes de distintas partes del país.

War Admiral era el gran favorito, y las apuestas lo daban superior en proporción de 4-1 para la mayoría de corredores de apuestas. Dicho ejemplar se caracterizaba por una explosiva salida, mientras que Seabiscuit acostumbraba correr a la velocidad del grupo desplegándose en los metros finales con velocidad.

Al sonar la campana, Seabiscuit se escapó del campeón de la Triple Corona, separándose inmediatamente de su rival. A mitad de la carrera, War Admiral lo alcanzó y superó por una cabeza.A doscientos metros de la meta, Seabiscuit sacó la delantera y terminó ganando por cuatro cuerpos, rompiendo todos los pronósticos. Esta victoria lo llevó a ser elegido como el Caballo del Año, en 1938.

Seabiscuit sufrió lesiones

Seabiscuit sufrió una lesión durante una carrera, la cual fue diagnosticada como rotura de ligamentos de la pata delantera izquierda. Esto lo llevó a ser retirado de las carreras durante un tiempo.

Pollard y Seabiscuit corrieron de nuevo juntos en el rancho de Charles Howard, con Agnes, la nueva esposa de Pollard, quien lo ayudó a recuperarse. Así, poco a poco, caballo y jinete aprendieron a caminar de nuevo, superando de esa forma el alcoholismo que llevó a Pollard, a la extrema pobreza. Con la ayuda de un médico local, Pollard intentó restablecer su maltrecha pierna de la cual se recuperó, dándole la suficiente confianza para montar de nuevo a Seabiscuit, gracias al uso de aparatos ortopédicos.

Seabiscuit regresa a las carreras

Durante el otoño e invierno de 1939 las lesiones de Seabiscuit parecía mejorar día a día. Smith contrató la opinión de los veterinarios para presentar de nuevo el caballo en los hipódromos.

Pollard convenció a Howard para montar a Seabiscuit en la carrera de La Jolla Handicap, de Santa Anita, realizada el 9 de febrero de 1940.

Seabiscuit quedó en tercer lugar en la prueba, superado por dos cuerpos. Luego resultó  ganador en el Handicap de San Antonio tras vencer Kayak II, otro caballo también propiedad de Howard, por dos cuerpos y medio.

Una semana después de la de San Antonio, Seabiscuit y Kayak II compitieron en el Handicap de Santa Anita y obtuvo su famoso premio de $121.000.

Seabiscuit, a pesar de quedar atrapado en el tercer lugar, entre el líder Whichcee y el ejemplar Wedding Calls se coló entre ambos y tomó la delanter, ganado así el «gran cien» por un cuerpo y medio.

El 10 de abril se anunció oficialmente la retirada de las carreras de Seabiscuit. Fue enviado a casa, al Ridgewood Ranch, donde fue puesto a prueba como semental destacando por intermedio de Sea Sovereign, Sea Swallow.

Seabiscuit corrió en 89 ocasiones, ganó 33 carreras, en otras 15 obtuvo el segundo lugar y en 13 llegó de tercero, marcando 16 nuevos récords en los hipódromos.

La muerte de un campeón

El 17 de Mayo de 1947 Seabiscuit  sufrió un ataque al corazón que acabo con su vida con sólo 14 años de edad y fue enterrado en un lugar secreto del Ridgewood Ranch.

El 23 de junio de 2007, una estatua de Seabiscuit fue erigida su lugar de descanso.

Sebiscuit
Monumento a Sebiscuit. Fuente: es.wikipedia.org

Sebiscuit en la gran pantalla

Los estudios de Hollywood hicieron de la historia de Seabiscuit, una adaptación cinematográfica, en una película titulada La historia de Seabiscut (The Story of Seabiscuit), en 1949.

En 2001, Laura Hillenbrand, escribió un libro titulado Seabiscuit: An American Legend, y fue llevada a la gran pantalla en 2003 bajo el título Seabiscuit, nominada para el Óscar a la mejor película ese año.

Sebiscuit La Película.
Sebiscuit La Película. Fuente: www.filmaffinity.com

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Seabiscuit_(caballo)

https://www.lanacion.com.ar/deportes/turf/seabiscuit-caballo-holgazan-fue-leyenda-junto-jockey-nid2193756

https://www.elgrafico.com.ar/articulo/1088/5712/la-leyenda-de-seabiscuit-el-caballo-que-saco-a-estados-unidos-de-la-gran-depresion

http://www.anecdotashipicas.net/TrabajosEspeciales/Seabiscuit.htm

https://www.abc.es/deportes/abci-deportes-celuloide-201207190000_noticia.html