Arianna León Uberti, una artista inspirada en la naturaleza

Ari Uberti

Arianna León Uberti es una artista que apuesta por representar su amor por la naturaleza a través de su arte. Con un mundo lleno de colores, la joven artista se ha convertido en una referencia de Good vibes en las redes sociales. Mediante sus campañas sociales, la artista venezolana demuestra que el arte definitivamente puede hacer del mundo un lugar mejor.

Un accidente la ayudó a encontrar su camino artístico

Arianna tras sufrir un accidente en unas vacaciones en Choroní (Estado Aragua), en el que resbaló de un árbol de 11 metros y cayó por una pendiente, lesionándose la pierna izquierda. El tiempo que permaneció en el hospital y la prolongada recuperación le permitió tener tiempo libre para comenzar a dibujar. De esta manera, fue cómo encontró su identidad pictórica y comenzó a tomar en serio el camino artístico.

Arianna León Uberti
Arianna León Uberti. Fuente: oceandrive.com.ve

Arianna León Uberti posee un estilo personal definido

Sus colores, sus líneas y sus trazos logran que el estilo de ‘Ari Uberti’,como la conocen en redes sociales, sea fácil de identificar. “Tengo mucha retentiva con imágenes y sonidos, así que comencé a unir cosas que me habían gustado y así salió todo”. Así explica la artista cómo descubrió su estilo personal.

Asimismo, expresó que tomó un par de marcadores y un bloc, y comenzó a dibujar todo en blanco y negro.

Por otro lado, Arianna León Uberti comentó: “Mi pintor favorito es Salvador Dalí, sus obras son boleto gratis a viajes increíbles”.

AriUberti  recuerda las pequeñas criaturas de su infancia

Debido a que tuvo una infancia marcada por unos padres veterinarios que le crearon conciencia sobre los seres vivos, le ha permitido a “Ari Uberti” forjó una carrera profesional, a través de la creatividad y la ilustración.

Gran parte de su creación está orientada a inmortalizar a todos los animales, los cuales la acompañan a diario. “Los animales son mi motor, desde muy chiquita tuve una conexión especial con todos porque mis papás son médicos veterinarios y en la casa siempre me enseñaron a cuidar”, explica la artista.

En retrospectiva, Arianna recuerda su niñez y siempre ha intentado entender el mundo animal. “Mis papas tenían muchas plantas, un lugar ideal para sapos, iguanas, lagartijas, etc.”, comenta.

Ari Uberti hace aportes a la fauna de Australia

Arianna León dibuja para darle una oportunidad más a los animales en peligro de extinción. Con bocetos, lápices, borradores y programas de ilustración Ari Uberti genera concientización sobre el medio ambiente.

A consecuencia de los incendios forestales ocurridos en Australia y la pérdida de su ecosistema, Arianna, ofreció su apoyo por la vida de los animales de ese país. Fue así como creó la campaña: Una donación por una ilustración. Ante la grave situación de la fauna en Australia, la artista venezolana sintió la necesidad de hacer algo para ayudar.

Ari Uberti
Ilustración de Ari Uberti. Fuente: venezuelaaldia.com

Ari Uberti pretende cambiar el mundo a través del arte

Ari Uberti se ha dado al misión de transformar su arte en un mecanismo de expresión y de ayuda, haciendo campañas de ayuda donde las personas donan a una fundación sin fines de lucro a cambio de una ilustración.

Asimismo, la artista venezolana obsequia ilustraciones a las personas que donar dinero y medicinas a organizaciones que se encargaban de la recolección de insumos para personas con necesidades.

La joven venezolana invitó a sus seguidores a formar parte de esta iniciativa, y hay cada vez más personas que se suman a la causa, quienes la comparten y promueven su trabajo en las redes sociales para lograr pequeños cambios.

La naturaleza es su musa y su gran amor

Arianna reconoce a la naturaleza como su musa y hoy su estilo colorido, la ternura y la diversión de sus creaciones son las características principales de su trabajo. Asiismo,  asegura que la mayoría de sus ilustraciones están basada en animales, paisajes y lugares naturales.

Desde joven se involucró en actividades de exploración de la fauna, y trabajó como voluntaria en el zoológico de Maracay, haciendo su aporte para la preservación del ecosistema venezolano.

La joven artista invita a las personas a sensibilizarse ante la gran crisis ambiental que vive el mundo. Está motivada porque siente que las personas se están dando cuenta del gran problema climático y comienzan a cambiar sus hábitos.

Ari Uberti, a través de con sus programas de ilustración y su gran talento se ha dispuesto ade cambiar el mundo para convertirlo en un lugar mejor, porque entiende que “no tendremos una sociedad si destruimos el medio ambiente”.

Referencias

https://oceandrive.com.ve/zz-carrusel/arianna-leon-uberti-el-arte-tiene-el-poder-de-mover-cambiar-y-generar-consciencia/

http://www.venezuelanprofiles.com/con-dibujos-una-venezolana-aporta-a-la-fauna-de-australia/

Descubriendo la prodigiosa mente de Goya

Goya

Cuando hace 200 años el Museo del Prado abrió sus puertas, unas pinturas de Goya colgaban en las paredes de en una sala que daba acceso a la galería central: los retratos ecuestres de Carlos IV y María Luisa de Parma. El Prado, tras cumplir 200 años, ha querido celebrar su bicentenario con una exposición que busca descubrir la prodigiosa mente de Goya, uno de los maestros mejor representados en la pinacoteca, con unas 150 pinturas, medio millar de dibujos y todas sus series de estampas.

La exposición no reúne sus pinturas, sino sus dibujos. Es una exposición muy especial, porque reúne más de 300 dibujos de Goya, uno de los mejores dibujantes de la Historia del Arte. Parte de ellos proceden de los fondos del Prado; el resto, de colecciones privadas y grandes museos de todo el mundo. La exhibición abarca toda su carrera, desde sus primeros trabajos en Italia, cuando fue a Roma a aprender a dibujar del natural, hasta el final de sus días en Burdeos. Miguel Falomir, director del Prado, opina que esta exposición: «Es una de las mejores exposiciones que se pueden ver hoy en todo el mundo».

El Lego de los Patines de Francisco de Goya 

Goya
El Lego de los Patines de Francisco de Goya (1824-1828)
Cuaderno de Burdeos [H], hoja 28. Lápiz sobre papel verjurado, agrisado, 192 x 147 mm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Fuente: Fuente: www.abc.es
Los dibujos de Goya destilan crítica política y religiosa, denuncia de los abusos de poder y manifiesta su compromiso social y humor. Basta con ver las lacónicas frases escritas a modo de títulos en sus dibujos: «Buena mujer. Parece», «Al desierto por ser santo. Amén», «¿Ve usted qué expresión? Pues no lo cree el marido», «Se le murió su amante y se le va al convento», «Este fue un cojo que tenía señoría».

El sancta sanctórum

El sancta sanctórum de la muestra, bajo el lucernario, está dedicado al Cuaderno C (1808-14), un diario gráfico en el que Goya expresaba, a través de sus dibujos, todo aquello que le preocupaba. El Prado conserva 120 de los 126 dibujos conocidos. En el centro de la sala, encerrado en una vitrina, se encuentra el cuaderno abierto y vacío, encuadernado en piel roja, con hierros dorados y gofrados. En las paredes, todos los dibujos están apiñados y sin cartelas, en una secuencia casi cinematográfica.

Los Cuadernos de Francisco Goya

Otra de las joyas de la exposición es el Cuaderno italiano, uno de sus dibujos más tempranos, contiene anotaciones manuscritas, recetas, datos biográficos y familiares. El Prado posee dibujos de todos sus álbumes y cuadernos, a excepción del que está señalado con la letra “D”, del que hay buenos ejemplos en esta muestra. Por la exposición van desfilando el Cuaderno de Sanlúcar, el de Madrid, el de bordes negros, el de viejas y brujas y el de Burdeos. Dibujos preparatorios para cartones de tapices, pinturas y estampas, copias de obras de Velázquez,  retratos familiares de su hijo Javier o su esposa, Josefa Bayeu. Muchos han sido restaurados, pero sin perder la pátina, la huella del tiempo. Goya los conservó toda su vida.  Pasaron a manos de su hijo y después de su nieto Mariano. Tras desperdigarse, acabaron en el Prado a través de distintas compras, donaciones y legados.

Ligereza y Atrevimiento de Juanito Apiñani en la de Madrid de Francisco De Goya

Goya
Ligereza y Atrevimiento de Juanito Apiñani en la de Madrid de Francisco De Goya
Dibujo preparatorio para la Tauromaquia 20. Lápiz rojo sobre papel verjurado, 186 x 1278 mm. (1814-16). Madrid, Museo Nacional del Prado. Fuente: www.abc.es

En 2014 el Prado y la Fundación Botín firmaron un convenio de colaboración para la elaboración de un catálogo que reúne un millar de los dibujos de Goya, un proyecto que consta de cinco volúmenes. Hasta los ahora, solo uno ha salido a la luz, en el que se retiraron seis atribuciones a Goya y se incorporaron dos. Una de éstas cuelga en la exposición: «Vista de Madrid desde la pradera de san Isidro», de una colección particular de Madrid. La Fundación Botín vuelve a sumarse a un proyecto del artista. El Centro Botín de Santander se inauguró en 2017 con dos exposiciones: una con los dibujos de Goya, coorganizando con el Prado esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 16 de febrero de 2020. Cuando se presentó en el Centro Botín el primer volumen del catálogo razonado de sus dibujos, se exhibieron sus cartas dirigidas a Martín Zapater, amigo de su infancia, entre 1775 y 1803, evidenciándose que existía algo más que una buena amistad. «Amitié amoureux», escribía Goya en sus cartas a Martín Zapater, a quien se dirigía como «Mío de mi Alma.

Caricatura alegre Cuaderno de Madrid `{`B`}`, página 63. Francisco de Goya Pincel y aguada de tinta de hollín sobre papel verjurado, 232 x 142 mm 1795-96 Madrid, Museo Nacional del Prado. Fuente: www.abc.es

Autorretrato

La exposición inicia con un espléndido autorretrato de Goya, cedido por el Metropolitan Museum de Nueva York y se cierra con un sobrecogedor dibujo del Cuaderno de Burdeos: «Aun aprendo». «Se considera un autorretrato simbólico en el que el artista declara su afán inquebrantable de desarrollo personal». Asimismo, las reveladoras las palabras que Goya escribe a Joaquín María Ferrer en una carta fechada el 20 de diciembre de 1825 y que dan título a la exposición: «Agradézcame usted mucho estas malas letras, porque ni vista, ni pulso, ni pluma, ni tintero, todo me falta, solo la voluntad me sobra».

Goya
Autorretrato de Francisco Goya. Pincel y aguada de tinta de hollín sobre papel verjurado, 233 x 144 mm
1796
Nueva York, The Metropolitan Museum of Art, Harris Brisbane Dick Fund, 1935. Fuente: www.abc.es

Fuente:

https://www.abc.es/contentfactory/post/2019/11/19/viaje-a-la-prodigiosa-mente-de-goya/