La erupción volcánica en Alaska pudo contribuir en el colapso de la República en la Antigua Roma

erupcion volcanica

La erupción volcánica del monte Okmok en el 43 a. de C. pudo contibuir con el declive de la República en Roma; siendo el fenómeno que provocó un clima extremadamente frío, cosechas perdidas, hambrunas y enfermedades, que asediaron toda la región mediterránea.

El final de la decadente República romana fue un periodo marcado por las guerras civiles, las crisis políticas, la inestabilidad social y las luchas por el poder, siendo los motivos que habitualmente se esgrimen como causas de ese cambio histórico.

Sin embargo, un elemento importante que hasta ahora había pasado por desapercibido y que pudo contribuir en esa crisis es la erupción volcánica ocurrida en el monte Okmok en el 43 a. de C. El fenómeno natural provocó un clima inusualmente frío, cosechas perdidas, hambrunas y enfermedades en la región mediterránea.

Monte Okmok
Monte Okmok. Fuente: www.tendencias21.es

La erupción volcánica en Alaska

La causa de la perdición de la República fue el estallido volcánico ocurrido en Alaska, siendo uno de las peores catástrofes naturales de los últimos 2.500 años. Según los científicos del Desert Research Institute de la Universidad de Nevada, el fenómeno provocó un período inexplicable de frío extremo en la antigua Roma.

El monte Okmok es una caldera volcánica ubicada en la parte nordeste de la isla Umnak y es el más grande del archipiélago de las Aleutianas. El volcán estaría situado, relativamente, en el lado opuesto del planeta.

erupcion volcanica
Erupción volcánica en el Monte Okmok. Fuente: volcano.si.edu

En el año 44 a. de C., las fuentes históricas destacan que el fenómeno provocó un clima extremadamente frío, cosechas perdidas, hambrunas, enfermedades y disturbios en toda la región mediterránea. Casualmente, estos eventos coincidieron con el asesinato de Julio César, aunado a una serie de elementos que ocasionaron el declive en la sociedad romana.

Estudio de la ceniza volcánica hallada en los núcleos del hielo del Ártico

Los investigadores han analizado la ceniza volcánica encontrada en los núcleos de hielo del Ártico y vincularon la inexplicable meteorología extrema en el Mediterráneo con la erupción del volcán Okmok en el año 43 a. de C. El descubrimiento del equipo científico, liderado por el doctor Joe McConnell del Desert Research Institute, fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

El equipo de especialistas hallaron una capa de ceniza volcánica denominada piroclasto o tefra, que corresponden al Monte Okmok, y compararon los datos con otros núcleos de hielo de Groenlandia y Rusia. Según los análisis, se determinó que hubo dos erupciones distintas: una fue un estallido ocurrido a principios del año 45 a. de C y otra mucho más grande en el 43 a. de C. que resultó en dos años de clima extremo.

Los núcleos de hielo de Groenlandia contenían deposiciones de más de 100 kilogramos de ácido sulfúrico por cada kilómetro cuadrado en dos años. Todo ese sulfuro estuvo durante meses circulando por la atmósfera, cuyas partículas reflejaron la radiación solar enfriando la superficie terrestre.

Trozo de hielo
Uno de los trozos de hielo analizados por el equipo científico de Desert Research Institute. Fuente: www.lavanguardia.com

La segunda erupción corresponde al monte Okmok, el cual coincide con un periodo frío, hambruna y enfermedades en el Mediterráneo. Los historiadores presumen que este evento coincidió con el asesinato de Julio Cesar en el 44 a.C.

«El final de la República romana tuvo lugar durante esos dos años de clima extremo», indicó el doctor Joe McConnell.

El equipo integrado por científicos de Reino Unido, Suiza, Irlanda, Alemania, Dinamarca y Alaska, que incluye al grupo de historiadores de la Universidad de Yale, investigó los registros climáticos en los países escandinavos y Austria; así como, en las Montañas Blancas de California (EE.UU) y depósitos de minerales de la Cueva Shihua, en el noreste de China.

Un clima más frío y lluvias abundantes en el Mediterráneo

Según sus hallazgos, los dos años posteriores a la erupción volcánica del Okmok fueron de los más fríos en el hemisferio norte en los últimos milenios. Los modelos climáticos indican que las temperaturas medias pudieron haber sido hasta 7 grados centígrados más bajas de lo normal durante el verano y el otoño que siguieron al estallido del volcán.

En la región mediterránea, estas condiciones húmedas y extremadamente frías probablemente redujeron los rendimientos de los cultivos y agravaron los problemas de suministro durante una época de grave trastornos políticos”, señaló el arqueólogo Andrew Wilson, integrante del equipo de científico.

Así mismo, los científicos presumen que las precipitaciones en el sur de Europa fueron entre un 50% y un 120% superiores a lo habitual en verano y un 400% en otoño. Además, señalan que estos períodos fueron los más fríos en el hemisferio norte en 2.500 años. No obstante, algunos investigadores señalan que la serie de plagas y el cambio climático registrado en los siglos posteriores causaron la caída del Imperio romano.

La crisis política en la antigua Roma

Los ideales originales de la República romana, para el año 43 a. de C., ya habían sido pervertidos por las guerras civiles y la tiranía de sus gobernantes. Julio César había sido asesinado a cuchilladas en el Senado y la crisis política que había sumido a Roma en el caos se sustentaba en la lucha que los grandes hombres mantuvieron durante siglos para intentar alcanzar la gloria y destruir a sus enemigos.

La muerte de julio Cesar
La muerte de Julio César’, de Carl Theodor von Piloty. Fuente: es.m.wikipedia.org

Tras la muerte de César se instauró un segundo triunvirato liderado por Octaviano, seguido por Marco Antonio y Lépido, que se inició con otro golpe de gracia a la República.

Por otra parte, las bandas armadas saquearon pueblos y ciudades, causando sufrimiento y desesperación a su paso. Durante los levantamientos, los cultivos y las cosechas eran abandonadas, las cuales se perdían; mientras que en el campo reinaba la anarquía, comenzó la hambruna en Roma.

El fin de la República fue definitiva se produjo a consecuencia de la guerra entre Octaviano -el futuro Augusto- y la pareja formada por Marco Antonio y Cleopatra, la reina de Egipto.

Referencias

https://www.lavanguardia.com/cultura/20200625/481947562391/erupcion-alaska-colapso-republica-romana.html

https://www.elespanol.com/cultura/historia/20200623/megaerupcion-volcan-alaska-contribuyo-caida-republica-romana/499950348_0.html

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2020/06/22/5ef0b014fc6c83f54f8b460c.html

Sewelô de Louis Vuitton el segundo diamante más grande del mundo

Sewelô

El Sewelô, es el segundo diamante más grande del mundo y fue descubierto en Botswana. Es un descubrimiento extraordinario que se ha convertido en uno de los proyectos más ostentosos y exclusivos de Louis Vuitton. La casa cuenta con la participación Lucara Diamond Corporation y la Compañía HB de Amberes, en una colaboración única para transformar un espécimen de diamante raro y excepcional. El Sewelô es una joya de 1758 quilates, y es el segundo diamante en bruto más grande jamás descubierto.

El  Sewelô, que significa Rare Find en el idioma Setswana, se recuperó en el Lucara Diamond 100% de la mina Karowe de Corp., Botswana. Es el segundo diamante en bruto más grande jamás descubierto y el más grande que sale de Botswana.

Sewelô
‘Sewelô’ de Louis Vuitton

Sewelô, un hallazgo de rareza única

Aproximadamente, el diamante mide 83 mm x 62 mm x 46 mm, pesa 352 gramos. El Sewelô es el segundo diamante de gema en bruto más grande en la historia registrada, eclipsado solo por el Cullinan, a 3106 quilates. Fue descubierto en Sudáfrica en 1905, y convertido en diamantes históricos que ahora se encuentran en las joyas de la corona británica y en la colección real. El Sewelô es el diamante en bruto excepcional más grande que se recuperará de la mina Karowe de última generación de Lucara en Botswana.

El diamante se ha mantenido intacto, tras ser sometido a un proceso de recuperación altamente avanzado. El mismo consiste en evitar el aplastamiento de la roca con el mineral. Dicho tratamiento se acredita al circuito XRT de alta tecnología de Lucara. El análisis inicial de Sewelô caracteriza la piedra como ‘calidad de gema cercana ‘ con ‘dominios de gema blanca de alta calidad ‘; sin embargo, los estudios detallados de la piedra, su composición, cualidades y potencial continuarán durante varios meses.

Sewelô
Sewelô pesa casi 400 gramos. Fuente: oceandrive.com.ve

El Sewelô, una belleza no convencional

El Sewelô es espectacular no solo por su inmenso tamaño, sino también por sus características intrigantes
de forma, color, formación y composición. El cristal en bruto está cubierto por una capa muy delgada de carbono negro, que envuelve los secretos de 2.000 millones de años en su interior. Todavía se desconoce el alcance total de las variaciones en el color y la claridad del rendimiento del diamante.

Karowe, que significa ‘ piedra preciosa ‘, es la mina de diamantes de Lucara que se encuentra en las franjas del norte del desierto de Kalahari, la cual entró en funcionamiento en 2012. Es reconocida por la calidad y el tamaño de los diamantes que produce, específicamente Tipo superlativo Diamantes IIA, químicamente puros y con una limpieza excepcional, de más de 10 quilates. Estos han incluido el Lesedi La Rona de 1109 quilates y la Constelación de 813 quilates.

Igualmente, Karowe utiliza la tecnología de procesamiento más avanzada del mundo y coloca la responsabilidad corporativa y social, la sostenibilidad, la seguridad y el bienestar de sus trabajadores, en el corazón del negocio. Con una fuerza laboral compuesta en un 98% por ciudadanos de Botswanan, el gran éxito de la mina ha traído grandes beneficios económicos y sociales a las comunidades locales. Lucara está comprometida
para garantizar que el Sewelô tenga un impacto positivo y duradero en Botswana. Como parte de esta misión, cuando se descubrió el sorprendente diamante en bruto de 1758 quilates el año pasado, la mina invitó a la gente de Botswana a presentar ideas para un nombre. La presentación ganadora, Sewelô , o Rare Find , una de las 22,000 entradas, fue anunciada y la piedra fue nombrada oficialmente en un evento de gala el verano pasado en presencia del Presidente de la República de Botswana.

El arte del corte de diamantes

Louis Vuitton está trabajando en estrecha colaboración con los maestros cortadores de diamantes, HB Company de Amberes. La firma ha estado estudiando el Sewelô en minucioso detalle, utilizando la última tecnología de escaneo e imágenes. Esto a fin de evaluar el potencial final de la piedra y planificar el rendimiento óptimo del corte individual acabado y diamantes pulidos.

El primer paso es abrir una ventana a la piedra, para ganar visibilidad en el corazón del Sewelô, y trazar varias permutaciones de tamaño, color y forma. El corte de diamantes es una mezcla milenaria, casi mística, de arte y ciencia, experiencia e intuición. La tecnología avanzada y de vanguardia desempeñará un papel crucial en todo el proceso, desde el escaneo inicial y la planificación hasta el corte y el pulido. Para este proceso, se estima que demorará un año en completarse. Las propiedades únicas del Sewelô, su tamaño y el recubrimiento de la superficie negra, significan que las nuevas nanotecnologías deben usarse en lugar de los equipos estándar.

En colaboración con HB Company, Louis Vuitton se involucrará en cada etapa, asegurando que la máxima luz, vida y fuego se desaten del magnífico cristal en bruto. El tamaño del diamante permitirá la producción de gemas de Louis Vuitton Cut hechos a medida. Cada uno estará hábilmente diseñado en forma de los emblemáticos Monogram de Louis Vuitton, la flor redondeada y el motivo en forma de estrella.

Sewelô
Louis Vuitton publicó una fotografía del diamante con sus posibles cortes. Fuente: oceandrive.com.ve

La innovación de los cortes de diamante personalizados

Finalmente, en una iniciativa de innovación e individualidad, Louis Vuitton planea usar la extraordinaria variedad y abundancia dentro del Sewelô para ofrecer a los clientes la oportunidad de crear diamantes hechos a medida y cortados a medida.

Este movimiento disruptivo de la industria permite la máxima personalización y exclusividad, permaneciendo completamente en sintonía con la herencia de comisiones especiales hechas a la medida de Louis Vuitton.

De esta manera, el cliente estará íntimamente involucrado en todo el proceso creativo, en la vida y la historia de un diamante extraordinario y magnífico. Estará presente desde su origen en la famosa mina Karowe en Botswana, África, hasta una obra maestra refinada, concebida y fabricada en París, Place Vendôme: desde el centro de la tierra hasta el corazón de la Alta Joyería.

Referencias

https://www.sandrascloset.com/louis-vuitton-sewelo/

http://lucirbien.com/louis-vuitton-sewelo/