Sewelô de Louis Vuitton el segundo diamante más grande del mundo

Sewelô

El Sewelô, es el segundo diamante más grande del mundo y fue descubierto en Botswana. Es un descubrimiento extraordinario que se ha convertido en uno de los proyectos más ostentosos y exclusivos de Louis Vuitton. La casa cuenta con la participación Lucara Diamond Corporation y la Compañía HB de Amberes, en una colaboración única para transformar un espécimen de diamante raro y excepcional. El Sewelô es una joya de 1758 quilates, y es el segundo diamante en bruto más grande jamás descubierto.

El  Sewelô, que significa Rare Find en el idioma Setswana, se recuperó en el Lucara Diamond 100% de la mina Karowe de Corp., Botswana. Es el segundo diamante en bruto más grande jamás descubierto y el más grande que sale de Botswana.

Sewelô
‘Sewelô’ de Louis Vuitton

Sewelô, un hallazgo de rareza única

Aproximadamente, el diamante mide 83 mm x 62 mm x 46 mm, pesa 352 gramos. El Sewelô es el segundo diamante de gema en bruto más grande en la historia registrada, eclipsado solo por el Cullinan, a 3106 quilates. Fue descubierto en Sudáfrica en 1905, y convertido en diamantes históricos que ahora se encuentran en las joyas de la corona británica y en la colección real. El Sewelô es el diamante en bruto excepcional más grande que se recuperará de la mina Karowe de última generación de Lucara en Botswana.

El diamante se ha mantenido intacto, tras ser sometido a un proceso de recuperación altamente avanzado. El mismo consiste en evitar el aplastamiento de la roca con el mineral. Dicho tratamiento se acredita al circuito XRT de alta tecnología de Lucara. El análisis inicial de Sewelô caracteriza la piedra como ‘calidad de gema cercana ‘ con ‘dominios de gema blanca de alta calidad ‘; sin embargo, los estudios detallados de la piedra, su composición, cualidades y potencial continuarán durante varios meses.

Sewelô
Sewelô pesa casi 400 gramos. Fuente: oceandrive.com.ve

El Sewelô, una belleza no convencional

El Sewelô es espectacular no solo por su inmenso tamaño, sino también por sus características intrigantes
de forma, color, formación y composición. El cristal en bruto está cubierto por una capa muy delgada de carbono negro, que envuelve los secretos de 2.000 millones de años en su interior. Todavía se desconoce el alcance total de las variaciones en el color y la claridad del rendimiento del diamante.

Karowe, que significa ‘ piedra preciosa ‘, es la mina de diamantes de Lucara que se encuentra en las franjas del norte del desierto de Kalahari, la cual entró en funcionamiento en 2012. Es reconocida por la calidad y el tamaño de los diamantes que produce, específicamente Tipo superlativo Diamantes IIA, químicamente puros y con una limpieza excepcional, de más de 10 quilates. Estos han incluido el Lesedi La Rona de 1109 quilates y la Constelación de 813 quilates.

Igualmente, Karowe utiliza la tecnología de procesamiento más avanzada del mundo y coloca la responsabilidad corporativa y social, la sostenibilidad, la seguridad y el bienestar de sus trabajadores, en el corazón del negocio. Con una fuerza laboral compuesta en un 98% por ciudadanos de Botswanan, el gran éxito de la mina ha traído grandes beneficios económicos y sociales a las comunidades locales. Lucara está comprometida
para garantizar que el Sewelô tenga un impacto positivo y duradero en Botswana. Como parte de esta misión, cuando se descubrió el sorprendente diamante en bruto de 1758 quilates el año pasado, la mina invitó a la gente de Botswana a presentar ideas para un nombre. La presentación ganadora, Sewelô , o Rare Find , una de las 22,000 entradas, fue anunciada y la piedra fue nombrada oficialmente en un evento de gala el verano pasado en presencia del Presidente de la República de Botswana.

El arte del corte de diamantes

Louis Vuitton está trabajando en estrecha colaboración con los maestros cortadores de diamantes, HB Company de Amberes. La firma ha estado estudiando el Sewelô en minucioso detalle, utilizando la última tecnología de escaneo e imágenes. Esto a fin de evaluar el potencial final de la piedra y planificar el rendimiento óptimo del corte individual acabado y diamantes pulidos.

El primer paso es abrir una ventana a la piedra, para ganar visibilidad en el corazón del Sewelô, y trazar varias permutaciones de tamaño, color y forma. El corte de diamantes es una mezcla milenaria, casi mística, de arte y ciencia, experiencia e intuición. La tecnología avanzada y de vanguardia desempeñará un papel crucial en todo el proceso, desde el escaneo inicial y la planificación hasta el corte y el pulido. Para este proceso, se estima que demorará un año en completarse. Las propiedades únicas del Sewelô, su tamaño y el recubrimiento de la superficie negra, significan que las nuevas nanotecnologías deben usarse en lugar de los equipos estándar.

En colaboración con HB Company, Louis Vuitton se involucrará en cada etapa, asegurando que la máxima luz, vida y fuego se desaten del magnífico cristal en bruto. El tamaño del diamante permitirá la producción de gemas de Louis Vuitton Cut hechos a medida. Cada uno estará hábilmente diseñado en forma de los emblemáticos Monogram de Louis Vuitton, la flor redondeada y el motivo en forma de estrella.

Sewelô
Louis Vuitton publicó una fotografía del diamante con sus posibles cortes. Fuente: oceandrive.com.ve

La innovación de los cortes de diamante personalizados

Finalmente, en una iniciativa de innovación e individualidad, Louis Vuitton planea usar la extraordinaria variedad y abundancia dentro del Sewelô para ofrecer a los clientes la oportunidad de crear diamantes hechos a medida y cortados a medida.

Este movimiento disruptivo de la industria permite la máxima personalización y exclusividad, permaneciendo completamente en sintonía con la herencia de comisiones especiales hechas a la medida de Louis Vuitton.

De esta manera, el cliente estará íntimamente involucrado en todo el proceso creativo, en la vida y la historia de un diamante extraordinario y magnífico. Estará presente desde su origen en la famosa mina Karowe en Botswana, África, hasta una obra maestra refinada, concebida y fabricada en París, Place Vendôme: desde el centro de la tierra hasta el corazón de la Alta Joyería.

Referencias

https://www.sandrascloset.com/louis-vuitton-sewelo/

http://lucirbien.com/louis-vuitton-sewelo/

Las joyas más emblemáticas de la historia

joyas

Grandes personalidades reyes y príncipe de la historia, así como, aristócratas y familias de la alta sociedad, fueron dueños de joyas emblemáticas que destacaron por su extrema belleza.

Esas mismas joyas pasaron por generaciones y ciudades hasta el día de hoy, siendo las más emblemáticas debido a quienes tuvieron la fortuna de usarlas.

Las joyas han sido siempre un elemento muy valioso para la mayoría de las civilizaciones. Estas piedras preciosas han servido como elemento de decoración pero también son un símbolo de poder y riqueza. Sin embargo, se convirtieron en una manifestación de dinero, poder y permanencia. Las joyas han estado presentes a lo largo de la historia. Algunas de ellas se convirtieron en piezas emblemáticas, exquisitas y únicas por lo que tuvieron más fama que sus poseedores.

El Diamante Hope

joyas
El Diamante Hope. Fuente: argimirojoyero.com

El Diamante Hope se le conoce como el diamante azul gracias a su caracterizo tono azul intenso. Tiene un peso estimado peso de 45 quilates. Se trata de una de las joyas emblemáticas con una macabra leyenda detrás. Se dice que un sacerdote la robó de un santuario que homenajeaba a la diosa hindú Sita, y que al extraerse de forma despiadada, la diosa maldijo a todo aquel que la poseyera. Tal es el caso de Jean Baptiste Tefernier, el contrabandista que, en 1642, se encargó de trasportar el diamante Hope de Asia a Europa, murió durante ese mismo viaje devorado por una manada de perros.

Más tarde, la gema pasó a pertenecer al monarca francés Luis XIV, quien redujo a 67,5 quilates de los 112,5, para acabar con la mala fama del diamante,  y coincidió con la muerte de varios de sus hijos pequeños.  El rey prestó su joya a sus amigos: Nicholas Fouquet, condenado a cadena perpetua por malversación de fondos, y la princesa Lambrelle terminó apaleada por el pueblo, mientras que el propio rey murió arruinado y despreciado. Años después, Luis XIV regaló esta joya a María Antonieta de Austria, quien murió decapitada.

LuisXIV
LuisXIV. Fuente: www.marjoya.com

En 1980, el banquero Henry Thomas Hope, de quien recibe el nombre, adquirió la joya en 150.000 dólares. Debido a sus malos negocios, su familia terminó arruinada. Igualmente, el magnate americano Ned McLean terminó recluido en un manicomio, tras la muerte de sus dos hijos. Uno de ellos murió en un accidente de tránsito, mientras que su hija falleció por sobredosis. La joya quedó como parte de la herencia para sus nietos, su última dueña Evalyn McLean apareció muerta en su apartamento sin causa aparente, a los 25 años.

Finalmente, perteneció el joyero Harry Winston. Este último, optó por donarlo en 1958, al Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano (Estados Unidos) donde permanece la joya hasta día de hoy.

El collar de María Antonieta

Joyas
El Collar de Maria Antonieta. Fuente: www.marjoya.com

María Antonieta fue la reina que gobernó a Francia durante el siglo XVIII. La monarca tenía fama entre la corte de ser una mujer muy frívola, debido a su gran colección de joyas.

Entre su colección tenía un collar de 648 diamantes, que Luis XV había encargado para su favorita, Madame du Barry. Sin embargo, éste murió antes de que la joya estuviera terminada, por lo que su amante nunca lo recibió. Entonces, el obispo de Rohan lo adquiere sin pagarlo e indica al joyero que se lo cobre a Marí­a Antonieta. El obispo se lo entrega finalmente a su amante, la condesa Jeanne Valois. Esta lo traslada el diamante a Londres, donde es desarmado y vendido por piezas.

Maria Antonieta
Maria Antonieta. Fuente: www.marjoya.com

Cuando el joyero intentó cobrar el dinero de la joya a la Reina María Antonieta, ésta descubre el engaño y la falsa condesa fue sentenciada a morir en la hoguera. El pueblo se solidariza con la condesa de Valois e inicia unas revueltas contra la reina y la corona.

La Perla Peregrina

La Perla Peregrina. Fuente: argimirojoyero.com

Se trata de una de las joyas más emblemáticas de la Casa Real de España porque está considerada como una de las mejores perlas del mundo. Su particularidad reside en su forma perfecta de lágrima y por su exquisito brillo nacarado. Fue descubierta en las aguas de Panamá en el año 1515.

La perla Peregrina fue ofrecida al rey Felipe II, el cual la acepto, por lo que viajó desde su país de origen hasta España donde la lucieron varias reinas que se encapricharon de ella.

María Tudor, Isabel de Borbón e  Isabel I de Portugal fueron algunas de las afortunadas que la portaron como collar durante ceremonias y fiestas, y con el tiempo fue posesión de Napoleón III.

Perla
La Perla Peregrina perteneció a la reina María Tudor y a la actriz Elizabeth Taylor. Fuente: www.marjoya.com

En 1969, la perla llegó a formar parte de la colección privada de la actriz Elizabeth Taylor, como regalo de su cumpleaños, realizado por su esposo Richard Burton, quien la adquirió 37.000 dólares durante una subasta.

Tras el fallecimiento de la actriz, en el año 2011, la perla salió a subasta y finalmente se vendió por un precio de 9 millones de euros.

Anillo de Lady Di

Joyas
El Anillo de Lady Di. Fuente: argimirojoyero.com

Uno de los anillos más famosos de la historia es el que escogió la propia Diana de un catálogo cuando Carlos de Gales le propuso matrimonio, en 1981. Se trata en un anillo de oro blanco con un zafiro de 18 quilates, en un tono azul intenso, el cual está rodeado por 14 pequeños diamantes, recubierto por 14 diamantes. El anillo se convirtió en una pieza de joyería muy popular a nivel mundial y pasó a ser una de las joyas más deseadas del mundo.

La casa de joyeros Garrard se encargó de realizar este anillo exclusivo de diseño con un valor de 65 mil dólares.

En 2010, el hijo del príncipe Carlos, Guillermo, le regaló el anillo a su prometida, Kate Middleton al pedirle matrimonio, mientras le rendía un homenaje especial a su madre. Desde entonces el anillo Lady Di ha aumentado exponencialmente su valor hasta alcanzar los 336.480,000 euros.

El anillo que perteneció a la mítica Lady Di se convirtió en uno de los más populares de la historia y también uno de los más deseados, ya que se pueden encontrar réplicas a un precio más asequible.

Diamante Pink Star

Joyas
Diamante Pink Star. Fuente: www.marjoya.com

El famoso Diamante Pink Star es el más caro del mundo, el cual alcanza un valor 62,3 millones de euros. Se trata de una joya emblemática por ser un regalo de la naturaleza de 60 quilates en un tono rosa intenso. Su talla ovalada está libre de impurezas. Es el diamante más grande que se conoce con estas características de color y pureza. Sus dimensiones son de 2.69 por 2.06 centímetros.

El diamante Pink Star fue encontrado en África, en el año 1999. En el 2003, se mostró al mundo por primera vez y, actualmente, se encuentra enmarcado en un anillo.

Los Huevos de Pascua Fabergé

Joyas
Los Huevos de Fabergé. Fuenta: https://www.marjoya.com/

Los huevos de pascua de Fabergé son unas joyas emblemáticas que, sin duda, han pasado a la historia por ser un símbolo de la Rusia zarista. Más allá de ser joyas de un alto valor económico son consideradas obras de arte por sus detalles artísticos. Se trata de una impresionantecolección de joyería que consta de 69 huevos de Pascua, creada por el joyero ruso Carl Faberge para los zares de Rusia y otros miembros de la burguesía y nobleza, entre los años 1885 y 1917.

Faberge fue considerado uno de losmejores orfebres del mundo, se convirtió en el año 1870 en el responsable de la empresa familiar de joyería en San Petersburgo. Tras obtener la medalla de oro por exhibir sus obras en la exposición Panrusa, logró conseguir el cargo de joyero oficial de la casa real.

Para la Pascua de 1883, el Zar Alejandro III, encargó al joyero una pieza de joyería que consistía en un huevo grande con uno más pequeño adentro, y dentro de éste una gallina, para dárselo como regalo a su mujer. Faberge, en su lugar, creó 69 huevos de lujo, muy diferentes. El obsequio le gusto tanto a la zarina que ordenó hacer uno para cada Pascua. Cada pieza está hecha de varios metales: níquel, cobre, acero, oro, platino, plata y paladino. A su vez, las piedras utilizadas también eran muy diversas, zafiros, rubíes, esmeraldas y diamantes.

Zar Alejandro III Fuente: www.marjoya.com

Al caer la familia zarista, los huevos de Pascua Fabergé fueron saqueados y repartidos por todo el mundo. Aun cuando se desconoce su paradero, se ha reconocido que la reina Isabel II de Inglaterra posee tres de las 69 piezas de la colección.

huevo
Huevo de Fabergé. Fuente: www.marjoya.com

Referencias

https://www.marjoya.com/blog/2016/10/31/las-joyas-mas-importantes-de-la-historia/

https://theamaranta.com/brillo/las-joyas-mas-emblematicas-de-la-historia/

https://argimirojoyero.com/blog/joyas-famosas-historia/