Teresa Carreño, la prodigio del piano

Teresa Carreño, la prodigio del piano

Teresa Carreño fue una pianista, cantante y compositora venezolana y una de las más importantes del mundo y de América Latina entre los siglos XIX y XX.

La niña prodigio

Teresa Carreño
Teresa Carreño, la niña pianista. Fuente: www.bbc.com

Bautizada como María Teresa Gertrudis de Jesús, nació en Caracas el 22 de diciembre de 1853 en el seno de una familia de músicos. Sus padres Manuel Antonio Carreño y Clorinda García de Sena y Rodríguez del Toro.

Teresa Carreño inició sus estudios musicales desde que era niña. Comenzó haciendo más de 500 ejercicios que le permitieron desarrollar sus habilidades, compuestos por su padre. Estos estudios los continuó con el pianista Jules Hohené, Georges Mathias.

En 1862 la familia Carreño García, a consecuencia de la guerra civil y de la crisis económica en Venezuela, parte a Nueva York.

Inmediatamente, Teresa comenzó a dar conciertos privados a familiares y amigos, demostrando sus habilidades con el piano y acrecentando su fama.

Su talento impresionó al compositor estadounidense Louis Moreau Gottschalk, considerado para la época como uno de los mejores pianistas del Nuevo Mundo. A los seis años publicó su primera obra, dedicada a su maestro y titulada «Gottschalk Waltz» («Vals de Gottschalk»), agotada en tres ediciones sucesivas en un solo año.

Teresa Carreño inicia su carrera musical

Louis Moreau Gottschalk
Louis Moreau Gottschalk. Fuente: https://www.bbc.com/

El 25 de noviembre de 1862, Teresa Carreño dio su primer concierto en público en la sala Irving Hall de Nueva York. Luego, tuvo cinco presentaciones más que incluye su exitosa actuación en la Academia de Música de Brooklyn. Tras sus exitosas presentaciones en la Gran Manzana, Carreño inicia su primera gira por Estados Unidos.

A los 9 años de edad, Teresa Carreño tocó el piano para el entonces presidente de Estados Unidos Abraham Lincoln, en el otoño de 1863. En su presentación, interpretó varias piezas compuestas por su maestro Gottschalk. Luego, debuta como solista con la Orquesta Sinfónica de Boston y con la Filarmónica de Londres.

Abraham Lincoln
Abraham Lincoln. Fuente: okdiario.com

Maestros e influencias

En París, conoce a compositores famosos de la talla de Rossini, creador de óperas universales como «El barbero de Sevilla», Gounod, Maurice Ravel, Claude Debussy, Vivier y el compositor húngaro Franz Liszt, quien incluso se ofrece a darle lecciones musicales que ella declina. Durante una gira por Londres, la pianista venezolana conoció a Anton Rubinstein, ex tutor de Tchaikovski.

En el salón de Madame Erard, Teresa tocó el piano a lado de Franz Liszt, quien quedó impresionado con las facultades interpretativas de la niña. A su corta edad realizó giras en Cuba, Estados Unidos y debutó en París el 3 de mayo de 1866. En uno de estos conciertos, conoció al destacado pianista Johannes Brahms, al compositor italiano Gioacchino Rossini y a la cantante de ópera Adelina Patti.

Teresa Carreño debutó como cantante de ópera

Teresa Carreño tenía una hermosa voz de mezzosoprano que fue descubierta por Rossini, quien le dio clases de canto, y debutó como mezzosoprano en la ópera Los hugonotes, de Giacomo Meyerbeer, en 1872.

En 1866, muere su madre contagiada por una epidemia de cólera. Luego viajó a España, donde presentó conciertos en diversas ciudades y, posteriormente, volvió a Estados Unidos para continuar su gira de conciertos.

Tiempos difíciles

En 1873, Teresa Carreño se casa con el violinista Emile Sauret y el 23 de marzo del año siguiente nace su hija Emile Sauret.

Teresa inicia su gira con su esposo, la cual resultó un fracaso, aunado a la pérdida de su segundo hijo que la llevó a disolver su matrimonio.

En esos días también falleció su padre, Manuel Antonio Carreño, y cayó en una fuerte crisis económica y se vió en la necesidad a entregar a su hija en adopción a su «amiga» alemana, la señora Bichoff; con la condición de que Teresa no la viese más.

De vuelta a Estados Unidos

Carreño regresó a Estados Unidos y, durante varios años, participó como cantante de ópera como en la obra de Zerlina, de Don Giovanni.

En 1916, la pianista venezolana ofreció en la Casa Blanca un recital de Navidad en honor al presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson. Teresa Carreño desarrolló una exitosa carrera musical como pianista, compositora y cantante que la llevó a realizar numerosas giras internacionales, bajo la batuta de Gustav Mahler, junto a la New York Philharmonic Society.

En 1876, Teresa viaja a Boston en una gira como cantante, donde conoció al barítono italiano Giovanni Tagliapietra, con quien contrajo matrimonio y tuvo tres hijos: Lulú, Teresita  y Giovanni.

Juntos fundaron una empresa de conciertos denominada la Carreño-Donaldi Operatic Gem Company.

Teresa Carreño visita a Venezuela

En 1885, Carreño viajó por primera vez a Venezuela para hacer una gira de recitales.

Su segunda visita a Venezuela fue en febrero de 1887, invitada por el entonces presidente Antonio Guzmán Blanco. Este viaje fue un rotundo fracaso, debido a la mediocridad de la compañía de ópera que trajo consigo y por el comportamiento libertino de su esposo.

Teresa es obligada a quedarse en Venezuela por una decisión del Tribunal de Comercio del Distrito Federal, debido a una demanda de incumplimiento de pagos a uno de los miembros de la compañía. El 23 de agosto de 1887, regresa a Nueva York, con la ayuda del presidente Guzmán Blanco. Carreño permaneció en su país natal durante 10 años.

En 1889, Teresa se separó de su esposo Giovanni Tagliapietra, llevándose a sus hijos a Europa.

Teresa Carreño y su gira por Europa

Teresa Carreño
Teresa Carreño, la valquiria del piano. Fuente: www.bbc.com

En Europa, Carreño realizó varias giras por Alemania, Rusia y otros países europeos y conoce al compositor noruego Edward Grieg. Pero en Alemania, realizó diferentes conciertos, donde se consagró como concertista de fama internacional; y es bautizada como «la valquiria del piano» y como la «leona del teclado», debido al estilo fuerte e impetuoso de sus interpretaciones.

Su tercer y cuarto matrimonio

En 1892, contrae matrimonio con el pianista Eugen d’Albert, con quien tuvo dos hijas, Eugenia y Hertha. Pero, en 1895 se separa de d’Albert, y en 1902 se casa con Arturo Tagliapietra, hermano de su segundo esposo, Giovanni.

Su última presentación y fallecimiento

En 1917, Teresa Carreño prepara una gira por Sudamérica, no sin antes visitar a Cuba, donde realizó su exitoso concierto con la Filarmónica de La Habana. Ahí comienza a sufrir serios quebrantos de salud. Pero, en su regreso a Nueva York, fue diagnosticada con parálisis parcial del nervio óptico, que amenazaba con extenderse al cerebro.

Teresa Carreño fallece el 12 de junio de 1917 en su apartamento situado en la Residencia Della Robbia, en el 740 de la West End Avenue, en Manhattan. Ahí fue develada una placa conmemorativa en su nombre, en 2003.

Tras su muerte, sus restos fueron cremados y sus cenizas fueron trasladadas a Venezuela en 1938 y, desde el 9 de diciembre de 1977, reposan en el Panteón Nacional.

Legado

Teatro Teresa Carreño
Teatro Teresa Carreño. Fuente: iamvenezuela.com

La figura de Teresa Carreño se cuenta entre la de los más grandiosos pianistas de su época. En su honor, se inauguró en 1983, el principal complejo cultural de Caracas que lleva su nombre, el Teatro Teresa Carreño; así mismo, fueron bautizadas una plaza en el parque El Calvario, dos calles, un colegio y una orquesta sinfónica juvenil de El Sistema.

Obras

A lo largo de su carrera, Teresa Carreño ofreció más de 5.000 conciertos y compuso más de 70 piezas musicales originales. Entre sus obras como compositora figuran: Himno a Bolívar; Saludo a Caracas; el vals “A Teresita”, dedicado a su hija; el Cuarteto para cuerdas en si bemol y el Bal en revé opus 26.

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Teresa_Carre%C3%B1o

https://www.venezuelatuya.com/biografias/carreno.htm

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/carreno_teresa.htm

https://www.bbc.com/mundo/noticias-51451987

Deja un comentario