Celia Cruz, la Guarachera de Cuba y Reina de la Salsa

Celia Cruz

Celia Cruz, también conocida como «La Reina de la Salsa» o «La Guarachera de Cuba», fue una cantante cubana y una de las máximas exponentes de la música tropical y caribeña. Fue una de las más grandes intérpretes de música latina del siglo XX. Algunas de sus canciones forman parte del patrimonio cultural de Latinoamérica. Entre ellas se encuentran Quimbara, Burundanga, La vida es un carnaval, y la La negra tiene tumbao, entre otras.

El legado musical de la indiscutible Reina de la Salsa grabó alrededor de setenta álbumes y ochocientas canciones, distribuidas entre grabaciones especiales, discos en vivo o colaboraciones con otros cantantes. En su carrera fue galardonada con numerosos premios, incluyendo dos Grammy y tres Grammy Latinos.

A lo largo de su carrera, fue galardonada con veintitrés discos de oro y recibió cinco premios Grammy. Además, sus innumerables giras y conciertos en todo el mundo, hicieron de ella la embajadora mundial de la música cubana.

Celia Cruz también popularizó la expresión «¡azúcar!» era su potente grito infeccioso, la contraseña de apertura y cierre de sus conciertos. Con un estilo único, fue una imagen icónica de la música latina, gracias a su don carismático y musical; por lo que es considerada símbolo auténtico de la cultura latina a nivel mundial.

Celia Cruz
Celia Cruz. Fuente: www.biografiasyvidas.com

Nacimiento e inicios de su carrera musical

Úrsula Hilaria Celia de la Caridad De La Santísima Trinidad Cruz Alfonso nació en La Habana, el 21 de octubre de 1925. Fue hija de Simón Cruz y Catalina Alfonso Ramos, y tuvo tres hermanos: Dolores, Gladys y Bárbaro.

De joven, Celia ingresó en el Conservatorio Nacional de Música, al tiempo que participaba en programas radiofónicos para aficionados, en los que obtenía los primeros premios. Luego comenzó a cantar en las orquestas Gloria Matancera y Sonora Caracas.

En 1948, Celia Cruz integró como cantante en la orquesta de Roberto Rodney Neyra, Las Mulata de Fuego y grabó algunas canciones, alcanzando un gran éxito y realizando presentaciones en México y Venezuela. Luego, comenzó a cantar en programas musicales en la Radio Cadena Suaritos, junto a una agrupación que interpretaba coros yorubas y ritmos de batá y grabó un tema junto al cantante Obdulio Morales.

En 1950, Celia Cruz se unió ala conjunto musical la Sonora Matancera, la orquesta musical más famosa y exitosa de Cuba. De esta manera, comenzó su carrera como vocalista de esta popular orquesta, durante quince años (1950-1965).

Celia Cruz
Celia Cruz. Fuente: www.biografiasyvidas.com

Celia Cruz con la Sonora Matancera

Celia Cruz comenzó su carrera siendo vocalista del popular conjunto musical la Sonora Matancera, durante quince años (1950-1965). En su primer ensayo con la Sonora Matancera, conoció a Pedro Knight, el segundo trompetista de la orquesta, quien sería su futuro esposo.

En 1950, Celia Cruz debutó con la agrupación y graba sus primeras canciones con la orquesta. De allí sobresalen los éxitos Burundanga, El Yerberito Moderno, Tu voz y Pa’ la paloma.

Sonora Matancera
Sonora Matancera. Fuente: www.biografiasyvidas.com

El triunfo de la Revolución y salida de Cuba

Tras el triunfo de la Revolución Cubana, el 15 de julio de 1960, dirigida por Fidel Castro, la Sonora Matancera fue contratada para trabajar en los Estados Unidos. En consecuencia, el nuevo régimen prohibió a la orquesta volver a Cuba. De esta forma, Celia abandona su país natal, convirtiéndose en uno de los símbolos y portavoces de la comunidad cubana en el exilio.

Durante su estancia en México, Celia se entera del fallecimiento de su padre. En 1961, Celia Cruz y la Sonora realizan presentaciones en Estados Unidos.Luego, la guarachera cantó en solitario en el Hollywood Palladium en la ciudad de Los Ángeles.

En 1962, la madre de Celia fallece víctima de un cáncer terminal de vejiga. Después, se casó en ceremonia civil con Pedro Knight.

Celia Cruz y la Sonora Matancera llevaron a cabo su primera gira en Europa y Japón, en compañía de Tito Puente; y en 1965, la cantante se retira de la orquesta después de quince años.

Celia Cruz y su éxito como solista

Celia Cruz y su esposo abandonaron la Sonora Matancera y en 1965, lanza su primer álbum como solista, Canciones que yo quería haber grabado primero. Su cónyuge, Pedro Knight asumió ser su representante, arreglista y director.

Por otro lado, Celia Cruz había obtuvo la nacionalidad estadounidense, tras haber permanecido durante cinco años en el país. Luego, en 1966, Tito Puente la contrata y juntos lanzaron seis álbumes musicales: Cuba y Puerto Rico son… (1966), Quimbo Quimbumbia (1969), Etc., Etc., Etc. (1970), Alma con alma (1971), En España (1971) y Algo especial para recordar (1972). Luego, la garachera de Cuba grabó con la Orquesta de Memo Salamanca, Juan Bruno Tarraza y Lino Frías bajo el sello TICO Records, en la que canta uno de sus grandes éxitos: Bemba colorá.

En 1973, encabezó, junto con el pianista Larry Harlow, un concierto de música afrocubana en el Carnegie Hall de Nueva York. En este evento, Celia cantó su primera canción del género salsa titulada, Gracia divina.

De este encuentro se derivó la grabación de un álbum producido por Jerry Masucci y el músico dominicano Johnny Pacheco, con la casa discográfica de Masucci, VAYA (Subsidiaria de Fania) Después, participó en un legendario concierto grabado en vivo en el Yankee Stadium con Fania All-Stars, un conjunto integrado por líderes de grupos latinos que grababan para la mencionada casa disquera.

Celia Cruz y la Fania All Star

En 1974 la cantante lanza con el músico dominicano, Johnny Pacheco, el álbum titulado Celia & Johnny, con el cual es premiada con el disco de oro, seguido de otros dos discos: Tremendo caché (1975) y Recordando el ayer (1976). Con estos álbumes se popularizan sus éxitos: Quimbara y Cucala.

Luego, Celia Cruz pasa a ser integrante de la orquesta Fania All Stars, que era una combinación de los músicos de cada orquesta que tocaba para el sello musical Fania. Entre ellos figuran Johnny Pacheco, Héctor Lavoe, Willie Colón, entre otros. En 1977, lanzó su primer disco con el trombonista Willie Colón, titulado Only They Could Have Made This Album, seguido del álbum Celia & Willie, en 1981 y The Winners, en 1987.

Durante la década de los ochenta, Celia Cruz hizo un reencuentro con la Sonora Matancera, y grabó el disco Feliz encuentro. Recibió su primer homenaje en el Madison Square Garden de Nueva York. También participó en el tema musical Cantaré, cantarás, junto a reconocidos artistas de la música latina del momento. En 1987, realizó un concierto en Santa Cruz de Tenerife (España), siendo reconocido como el evento más grande al aire libre de entrada gratuita por el Libro Guinness de los récords.

Celia Cruz siempre estuvo abierta a nuevas experiencias que la llevaron a abordar otros ritmos y a unirse a proyectos; cantando junto a intérpretes como el grupo argentino Los Fabulosos Cadillacs y la banda española Jarabe de Palo; además realizó duetos con Lola Flores y Gloria Estefan, así como con las estadounidenses Dionne Warwick o Patti LaBelle, y el cantante de ranchera mexicano, Vicente Fernández.

Celia Cruz
La guarchera, Celia Cruz. Fuente: focusonwomen.es

Sus últimos años

En 1990, Celia Cruz volvió a Cuba. como invitada para realizar una presentación en la base estadounidense de Guantánamo. Después de la presentación recolectó unos gramos de tierra de su país natal para llevarselos como recuerdo, y pidió que fuera colocada en su ataúd cuando muriera.

En 1992, Celia Cruz debuta en el cine como actriz en Los reyes del mambo, junto a Armand Assante y Antonio Banderas y Cuando salí de Cuba, en 1995. Después actúa en la telenovela mexicana Valentina, junto a Verónica Castro, emitida por la cadena Televisa. En ese mismo año lanza a la venta el disco Azúcar negra. La cantante también hizo una participación especial en la película estadounidense The Perez Family, junto a Alfred Molina y Anjelica Huston, y protagonizó la telenovela mexicana El alma no tiene color.

En 1998 Celia Cruz lanzó el disco Mi vida es cantar, el cual contiene entre sus canciones, su exitoso tema: La vida es un carnaval.

Para el año 1999, Celia Cruz cantó a dúo con el tenor italiano Luciano Pavarotti en el concierto Pavarotti and Friends. Para el el año 2000, lanzó su disco en vivo titulado, Celia and Friends.

Seguidamente, la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación inauguró la primera edición de los Grammy Latinos en el Staples Center de Nueva York. Celia Cruz realizó la apertura de la entrega de premios en un número donde actuó junto a Gloria Estefan y Ricky Martin, siendo galardonada con su primer Grammy Latino. En 2001, Celia Cruz lanzó el disco Siempre viviré que la llevó a obtener su segundo Grammy Latino. En este disco interpreta una versión en español a ritmo de salsa del tema I Will Survive, de Gloria Gaynor. Después actuó, junto a Marc Anthony, en un homenaje a Aretha Franklin realizado por la cadena estadounidense VH1.

Celia Cruz
Celia Cruz ganó su primer premi Grammy en el año 2000. Fuente: m.notimerica.com

En 2002, lanza el álbum La negra tiene tumbao, fusina los ritmos caribeños con el rap y el hip hop. Por este disco obtiene su tercer Grammy Latino y su segundo Grammy estadounidense. Luego, celebró el cuadragésimo aniversario de su boda con Pedro Knight con una fiesta que le organizó la cantante Lolita Flores en Madrid.

Fallece la Guarachera de Cuba

Durante una presentación en México, Celia Cruz sufrió un percance de glioma, un fuerte tumor cerebral. Al regresar a Estados Unidos se sometió a la extirpación de un tumor cerebral, para luego intentar retomar su carrera artística. Luego, grabó su último disco, titulado Regalo del alma

En marzo de 2003, la cadena Telemundo realiza un tributo en el que participaron figuras de la música como Gloria Estefan, Marc Anthony, La India, Gloria Gaynor y Patti LaBelle, entre otros; siendo esta su última aparición pública.

El 16 de julio de 2003, Celia Cruz falleció en su residencia ubicada en Fort Lee (Nueva Jersey) a la edad de 77 años. Sus restos fueron trasladados inicialmente a Miami para recibir un último homenaje por parte de sus admiradores del exilio cubano. Finalmente, fue sepultada en el cementerio Woodlawn de El Bronx (Nueva York).

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Celia_Cruz

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/cruz.htm

https://focusonwomen.es/celia-cruz-mujeres-cubanas/

https://www.diariolibre.com/actualidad/diecisiete-anos-sin-celia-cruz-la-reina-de-la-salsa-AG20154172

Teresa Carreño, la prodigio del piano

Teresa Carreño

Teresa Carreño fue una pianista, cantante y compositora venezolana y una de las más importantes del mundo y de América Latina entre los siglos XIX y XX.

La niña prodigio

Teresa Carreño
Teresa Carreño, la niña pianista. Fuente: www.bbc.com

Bautizada como María Teresa Gertrudis de Jesús, nació en Caracas el 22 de diciembre de 1853 en el seno de una familia de músicos. Sus padres Manuel Antonio Carreño y Clorinda García de Sena y Rodríguez del Toro.

Teresa Carreño inició sus estudios musicales desde que era niña. Comenzó haciendo más de 500 ejercicios que le permitieron desarrollar sus habilidades, compuestos por su padre. Estos estudios los continuó con el pianista Jules Hohené, Georges Mathias.

En 1862 la familia Carreño García, a consecuencia de la guerra civil y de la crisis económica en Venezuela, parte a Nueva York.

Inmediatamente, Teresa comenzó a dar conciertos privados a familiares y amigos, demostrando sus habilidades con el piano y acrecentando su fama.

Su talento impresionó al compositor estadounidense Louis Moreau Gottschalk, considerado para la época como uno de los mejores pianistas del Nuevo Mundo. A los seis años publicó su primera obra, dedicada a su maestro y titulada «Gottschalk Waltz» («Vals de Gottschalk»), agotada en tres ediciones sucesivas en un solo año.

Teresa Carreño inicia su carrera musical

Louis Moreau Gottschalk
Louis Moreau Gottschalk. Fuente: https://www.bbc.com/

El 25 de noviembre de 1862, Teresa Carreño dio su primer concierto en público en la sala Irving Hall de Nueva York. Luego, tuvo cinco presentaciones más que incluye su exitosa actuación en la Academia de Música de Brooklyn. Tras sus exitosas presentaciones en la Gran Manzana, Carreño inicia su primera gira por Estados Unidos.

A los 9 años de edad, Teresa Carreño tocó el piano para el entonces presidente de Estados Unidos Abraham Lincoln, en el otoño de 1863. En su presentación, interpretó varias piezas compuestas por su maestro Gottschalk. Luego, debuta como solista con la Orquesta Sinfónica de Boston y con la Filarmónica de Londres.

Abraham Lincoln
Abraham Lincoln. Fuente: okdiario.com

Maestros e influencias

En París, conoce a compositores famosos de la talla de Rossini, creador de óperas universales como «El barbero de Sevilla», Gounod, Maurice Ravel, Claude Debussy, Vivier y el compositor húngaro Franz Liszt, quien incluso se ofrece a darle lecciones musicales que ella declina. Durante una gira por Londres, la pianista venezolana conoció a Anton Rubinstein, ex tutor de Tchaikovski.

En el salón de Madame Erard, Teresa tocó el piano a lado de Franz Liszt, quien quedó impresionado con las facultades interpretativas de la niña. A su corta edad realizó giras en Cuba, Estados Unidos y debutó en París el 3 de mayo de 1866. En uno de estos conciertos, conoció al destacado pianista Johannes Brahms, al compositor italiano Gioacchino Rossini y a la cantante de ópera Adelina Patti.

Teresa Carreño debutó como cantante de ópera

Teresa Carreño tenía una hermosa voz de mezzosoprano que fue descubierta por Rossini, quien le dio clases de canto, y debutó como mezzosoprano en la ópera Los hugonotes, de Giacomo Meyerbeer, en 1872.

En 1866, muere su madre contagiada por una epidemia de cólera. Luego viajó a España, donde presentó conciertos en diversas ciudades y, posteriormente, volvió a Estados Unidos para continuar su gira de conciertos.

Tiempos difíciles

En 1873, Teresa Carreño se casa con el violinista Emile Sauret y el 23 de marzo del año siguiente nace su hija Emile Sauret.

Teresa inicia su gira con su esposo, la cual resultó un fracaso, aunado a la pérdida de su segundo hijo que la llevó a disolver su matrimonio.

En esos días también falleció su padre, Manuel Antonio Carreño, y cayó en una fuerte crisis económica y se vió en la necesidad a entregar a su hija en adopción a su «amiga» alemana, la señora Bichoff; con la condición de que Teresa no la viese más.

De vuelta a Estados Unidos

Carreño regresó a Estados Unidos y, durante varios años, participó como cantante de ópera como en la obra de Zerlina, de Don Giovanni.

En 1916, la pianista venezolana ofreció en la Casa Blanca un recital de Navidad en honor al presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson. Teresa Carreño desarrolló una exitosa carrera musical como pianista, compositora y cantante que la llevó a realizar numerosas giras internacionales, bajo la batuta de Gustav Mahler, junto a la New York Philharmonic Society.

En 1876, Teresa viaja a Boston en una gira como cantante, donde conoció al barítono italiano Giovanni Tagliapietra, con quien contrajo matrimonio y tuvo tres hijos: Lulú, Teresita  y Giovanni.

Juntos fundaron una empresa de conciertos denominada la Carreño-Donaldi Operatic Gem Company.

Teresa Carreño visita a Venezuela

En 1885, Carreño viajó por primera vez a Venezuela para hacer una gira de recitales.

Su segunda visita a Venezuela fue en febrero de 1887, invitada por el entonces presidente Antonio Guzmán Blanco. Este viaje fue un rotundo fracaso, debido a la mediocridad de la compañía de ópera que trajo consigo y por el comportamiento libertino de su esposo.

Teresa es obligada a quedarse en Venezuela por una decisión del Tribunal de Comercio del Distrito Federal, debido a una demanda de incumplimiento de pagos a uno de los miembros de la compañía. El 23 de agosto de 1887, regresa a Nueva York, con la ayuda del presidente Guzmán Blanco. Carreño permaneció en su país natal durante 10 años.

En 1889, Teresa se separó de su esposo Giovanni Tagliapietra, llevándose a sus hijos a Europa.

Teresa Carreño y su gira por Europa

Teresa Carreño
Teresa Carreño, la valquiria del piano. Fuente: www.bbc.com

En Europa, Carreño realizó varias giras por Alemania, Rusia y otros países europeos y conoce al compositor noruego Edward Grieg. Pero en Alemania, realizó diferentes conciertos, donde se consagró como concertista de fama internacional; y es bautizada como «la valquiria del piano» y como la «leona del teclado», debido al estilo fuerte e impetuoso de sus interpretaciones.

Su tercer y cuarto matrimonio

En 1892, contrae matrimonio con el pianista Eugen d’Albert, con quien tuvo dos hijas, Eugenia y Hertha. Pero, en 1895 se separa de d’Albert, y en 1902 se casa con Arturo Tagliapietra, hermano de su segundo esposo, Giovanni.

Su última presentación y fallecimiento

En 1917, Teresa Carreño prepara una gira por Sudamérica, no sin antes visitar a Cuba, donde realizó su exitoso concierto con la Filarmónica de La Habana. Ahí comienza a sufrir serios quebrantos de salud. Pero, en su regreso a Nueva York, fue diagnosticada con parálisis parcial del nervio óptico, que amenazaba con extenderse al cerebro.

Teresa Carreño fallece el 12 de junio de 1917 en su apartamento situado en la Residencia Della Robbia, en el 740 de la West End Avenue, en Manhattan. Ahí fue develada una placa conmemorativa en su nombre, en 2003.

Tras su muerte, sus restos fueron cremados y sus cenizas fueron trasladadas a Venezuela en 1938 y, desde el 9 de diciembre de 1977, reposan en el Panteón Nacional.

Legado

Teatro Teresa Carreño
Teatro Teresa Carreño. Fuente: iamvenezuela.com

La figura de Teresa Carreño se cuenta entre la de los más grandiosos pianistas de su época. En su honor, se inauguró en 1983, el principal complejo cultural de Caracas que lleva su nombre, el Teatro Teresa Carreño; así mismo, fueron bautizadas una plaza en el parque El Calvario, dos calles, un colegio y una orquesta sinfónica juvenil de El Sistema.

Obras

A lo largo de su carrera, Teresa Carreño ofreció más de 5.000 conciertos y compuso más de 70 piezas musicales originales. Entre sus obras como compositora figuran: Himno a Bolívar; Saludo a Caracas; el vals “A Teresita”, dedicado a su hija; el Cuarteto para cuerdas en si bemol y el Bal en revé opus 26.

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Teresa_Carre%C3%B1o

https://www.venezuelatuya.com/biografias/carreno.htm

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/carreno_teresa.htm

https://www.bbc.com/mundo/noticias-51451987