Coronavirus y su impacto en el sistema financiero mundial | Gustavo Mirabal

Coronavirus

El coronavirus o COVID-19 que ha afectado a China no solo tiene en cuarentena a miles de afectados, sino también a la economía global, que ha sido de gran impacto en los mercados y en la inversión. Pero, todavía es pronto para saber cuál será el impacto económico de la pandemia global del Coronavirus o COVID-19. Hasta el momento, las noticias económicas en relación al virus se han centrado en la espectacular caída de las bolsas.

El coronavirus causó el desplome de la economía de China

Los mercados de Shanghái y Shenzen se desplomaron el lunes 3 de febrero, ante la alerta mundial ocasionada por un brote de coronavirus. El pánico colectivo desatado por el nuevo virus deja un balance poco alentador en materia de salud y de economía.

Al día de hoy, hay más de 5000 muertos por efectos de este virus, con más de 20.000 casos de personas contagiadas en 169 países, así como millones de pacientes en cuarentena para evitar su propagación y más de una decena de naciones en alerta por posibles casos de infectados.

La caída de las acciones chinas alteró al mercado de petróleo, ocasionando que muchos economistas se han visto obligados a recalcular la próxima recesión global.

Para controlar el contagio de la economía, el gobierno chino ha tomado medidas extremas.

Por su parte, el banco central suministró unos US$173.000 millones de liquidez al sistema financiero, para ayudar a amortiguar el impacto económico, a consecuencia del brote mortal del coronavirus.

China representa casi una quinta parte de la economía mundial. Por eso esta pandemia podría tener un impacto importante en el crecimiento global.

Coronavirus
El Gobierno del presidente Xi Jinping ha tomado medidas extremas para mantener la calma y la confianza de los mercados. Fuente: www.semana.com

El coronavirus y la dificultad de enfrentar al cisne negro

En los últimos diez años se hablaba mucho de un posible cisne negro (evento inesperado y potencialmente demoledor de la economía mundial) que desatase una nueva crisis. Ahora, enfrentamos ese cisne negro llamado coronavirus.

En condiciones normales las economías tienen ciclos, que suelen ser manejables, debido a que las políticas monetarias y fiscales los amortiguan. Por eso, las predicciones macroeconómicas de corto plazo suelen ser relativamente fiables, ya que señalan una tendencia.

Sin embargo, el impacto del COVID-19 al que nos enfrentamos, siendo una pandemia global,  obliga a las naciones a someterse a una cuarentena, sin poder determinar cuándo podremos volver a fiarnos de los modelos macroeconómicos.

Es evidente que, la pandemia del COVID-19 será controlada a nivel global. Pero mientras más se tarde en controlar la situación sanitaria, más probabilidad habrá de que aparezcan nuevos efectos desfavorables sobre la economía, como la paralización prolongada en la inversión, que reducirían el crecimiento potencial y colapsaría el comercio internacional, o problemas financieros más severos de consecuencias imprevisibles.

El coronavirus y la recesión mundial

Estos son los momentos más complicados para los inversores cuyo objetivo es ahorrar, ya sea para comprar una casa o auto, tomar unas vacaciones o simplemente reservar dinero en un plan de retiro.

Cuando los mercados comienzan a tambalearse, los números de la cuenta varían en consecuencia y se produce una sensación de pobreza inmediata.

Probablemente llegará el momento de comprar acciones y bonos, dólares americanos, euros y si prefiere oro. Las monedas de mercados emergentes se seguirán depreciando, acompañando la caída en demanda de cualquier producto destinado a uso comercial (commodities) y los precios bajos de la energía.

La situación del mercado mundial

Estamos en presencia de una pandemia, el coronavirus. Se trata de un virus del cual no existe una vacuna y la velocidad de propagación del contagio es altísima. La forma que han encontrado los países de combatir este contagio es básicamenteun cierre total de actividades. Lo hemos visto en Wuhan (China), extendiéndose por Europa, mayormente, en países como Francia, España e Italia; así como en el Oriente Medio,  Estados Unidos y Latinoamérica. Toda la industria de servicios: hotelería, convenciones, aéreos, conciertos, museos, restaurantes, etcétera, están siendo afectados. Las proyecciones de ventas y ganancias de las compañías sienten el impacto, así como el crecimiento mundial.

La pandemia del coronavirus es un problema que inicia con una disrupción en la oferta de bienes y servicios y, seguidamente, afecta a la demanda.

Los gobiernos de Sudeste asiático se están apoyando en medidas netamente fiscales para salir del problema. Asimismo, han emprendido acciones que incluyen enviar apoyo a economías regionales, reducir impuestos, diseñar programas de apoyo a Pymes, invertir en infraestructura, así como, inyectar liquidez para mantener al sistema financiero “hidratado”.

Tendencia de la economía mundial frente al virus

En Research for Traders se estima una caída económica de 1%, respecto a la estimación anterior del PBI proyectado para el 2020, debido al efecto del coronavirus y sus derivaciones. Estados Unidos crecería menos del 1,5% y China por debajo del 5%.

La caída de la actividad ha traído bajas en ventas de energía, minería, y commodities hacia los países centrales, en general; impactando de esta forma en Latinoamerica.

Si la curva de recuperación del coronavirus de China se sostiene en los demás países donde se ha hecho presente el contagio, podríamos ver una recuperación en pocos meses.

El  liderazgo político

Nos encontramos ante una situación que requieren de respuestas políticas y liderazgos fuertes que permitan reestablecer la confianza en los mercados financieros, por parte de los consumidores.

Se requiere de un liderazgo fuerte que incorpore los criterios de los especialistas y coordine una respuesta económica que coadyuven a minimizar el daño ocasionado por el COVID-19 en todos los ámbitos.

El coronavirus puso en cuarentena a la economía global

El COVID-19, al extenderse por China, los mercados financieros globales reaccionaron fuertemente en los últimos meses cuando el virus se propagó a Europa y Oriente Medio, convirtiéndose en una pandemia mundial, declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Covid-19 representa una amenaza en el ámbito global para los mercados de valores, el petróleo, el transporte y el turismo. Todo indica que el crecimiento económico del mundo se ha visto afectado negativamente, al menos en el primer trimestre.

La economía china dio un primer estornudo por cuenta de la epidemia del coronavirus y, al hacerlo, contagió al resto de la economía global.

Esto trajo bajas en el crecimiento económico del primer trimestre, caída en los precios internacionales del petróleo, esquizofrenia en los mercados de valores, cancelación de viajes y turismo, y enorme preocupación por las posibles interrupciones en la cadena de abastecimiento.

La comunidad médica mundial trabaja duramente para enfrentar el desafío. En el frente económico, los primeros reportes provocaron pánico en las bolsas de valores. No obstante, los mercados reaccionaron y, salvo por las bolsas chinas de Shanghái y Shenzhen, el resto ha comenzado a recuperar la normalidad. Por su parte, el Banco de China inyectó liquidez por casi 173.000 millones de dólares al sistema financiero para amortiguar el golpe de confianza.

El petróleo también resultó afectado. Desde que comenzó la crisis sanitaria ha hecho que los precios del crudo hayan caído casi 15 por ciento.

La pandemia también ha afectado al turismo y al transporte aéreo y de carga; ocasionando que más de una docena de aerolíneas suspendieran temporalmente sus vuelos.

La menor actividad económica y los bloqueos en el transporte aéreo y portuario han traído serias consecuencias en el crecimiento de la economía global, al menos durante el primer trimestre del año.

Referencias

http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/ari22-2020-steinberg-coronavirus-amenaza-economica-respuesta-politica-e-implicaciones

https://www.dinero.com/internacional/articulo/como-afecta-el-coronavirus-a-la-economia/281478

https://www.clarin.com/economia/coronavirus-recesion-mundial-hacer-ahorros_0_enQ8WXOl.html

https://www.elnacional.com/opinion/el-coronavirus-y-el-posible-crack-del-sistema-financiero-internacional/

https://hbr.org/2020/03/what-coronavirus-could-mean-for-the-global-economy?language=es

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/02/29/mercados/1582999117_919734.html

https://www.semana.com/economia/articulo/coronavirus-impacto-del-coronavirus-en-la-economia-mundial/651142

https://ladiaria.com.uy/articulo/2020/3/las-mayores-economias-del-mundo-y-el-impacto-del-coronavirus/

https://www.finect.com/grupos/ibercaja_gestion/articulos/impacto-coronavirus-mercados-financieros

https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/Coronavirus-ultimas-hora-espana-contagios-muertes-martes-17-marzo-4415

https://www.rtve.es/noticias/20200319/mapa-mundial-del-coronavirus/1998143.shtml

La moda virtual: la nueva ilusión de ropa 3D para lucir en las redes sociales

Moda virtual

La moda virtual es el nuevo fenómeno tecnológico que nos lleva a vestir ropa que no existe para lucir en redes sociales. Los consumidores los combinan con sus fotos mediante un programa y los lucen en el mundo virtual. Algunos aseguran que en 10 años todo el mundo «llevará»ropa digital.

Cómo lucir bien vistiendo ‘ropa digital‘ que no existe en la vida real. Imagina que sustituyes el gesto de ir a una tienda o abrir un armario lleno de ropa por el de revisar una carpeta de imágenes en tu teléfono, un “armario virtual”. Si quieres ponerte algo nuevo y distinto, buscas entre esas imágenes alguna prenda que desees probarte, o un estilismo que te inspire y tap. En cuestión de segundos, puedes lucir esa ropa, ajustada a la medida sobre tu cuerpo, en tu próxima foto de Instagram. Ropa que no has tocado en tu vida, y que solo existe en formato digital.

El fenómeno de la moda virtual

A principios de este año, Richard Ma, el director ejecutivo de la firma de seguridad Quantstamp, se gastó en una subasta benéfica, la cantidad de US$9.500 en un vestido para su esposa. Se trataba de un vestido digital, diseñada por la casa de alta costura The Fabricant, en Ámsterdam (Países Bajos), representado sobre una imagen de la esposa de Richard, Mary Ren, para usarse en redes sociales. La feliz compradora del modelo de diseño, compartió la imagen en su página personal de Facebook y a través de WeChat, pero eligió no publicarla en una plataforma más pública.

Moda virtual
El conjunto perfecto para una ubicación en particular. Fuente: www.bbc.com

Marshal Cohen, analista jefe de venta del grupo empresarial NPD, define la aparición de la moda digital como un «fenómeno increíble». La moda virtual existe y es muy fácil de usar. No tiene absolutamente nada que ver con el acto físico de vestirse tal y como lo conocemos, pero no puede negarse que responde a las nuevas velocidades de consumo compulsivo marcadas por las redes sociales.

Moda virtual
Vestido digital de la firma The Fabricant adquirido por Richard Ma. Fuente: www.que.es

Colecciones digitales

Ser un negocio solo digital permite a los diseñadores crear artículos que pueden traspasar los límites de extravagancias o posibilidades. Las empresas pioneras en este ámbito ofrecen piezas singulares o paquetes de prendas que puedes comprar. Una vez adquirida una de estas piezas, un algoritmo 3D ajusta la ropa digitalmente a tu foto, que puedes compartir al momento en tus redes sociales. Cada vez son más las empresas que ven en la moda virtual un suculento modelo de negocio. Este tipo de compañías confecciona vestuarios digitales, ropa especialmente diseñada para posar en las redes sociales, intercambiable, cuyos modelos alcanzan cifras desorbitadas.

La prenda no existe en la vida real. La primera pieza de vestir de «alta costura digital» fue diseñada por Amber Jae Slooten, directora creativa de la casa de moda The Fabricant.

La primera pieza del mundo de ‘alta costura digital’, diseñada por Amber Jae Slooten, directora creativa de The Fabricant. Fuente: www.playgroundmag.net

La firma holandesa The Fabricant se encarga de crear prendas digitales hiperrealistas para diferentes marcas. Dicha empresa publica nuevas ropas digitales en su sitio web cada mes, pero los consumidores necesitan las habilidades y el software para combinar los artículos con sus fotos. A medida que la compañía se populariza, ganan dinero ayudando a las marcas de ropa, vendiendo herramientas y creando contenido que use la estética del lenguaje de la moda digital.

La compañía noruega Carlings lanzó  una colección de ropa de calle con precios a partir de US$11, según destaca el informe de la BBC. Aseguran que ya vendieron entre 200 y 250 prendas. La colección digital de Carlings es parte de una campaña de mercadeo para sus productos «reales». Pero la firma cree que el concepto tiene potencial y planea lanzar una segunda línea a finales de 2019.

Moda virtual
Prendas de la colección digital Neo-Ex de Carlings. Fuente: www.playgroundmag.net

En la última década,la moda se ha trasladado de la calle a las redes sociales, convirtiéndose estas en una pasarela virtual. Los influencers nunca repiten ropa. Muchos revenden las prendas una vez compartida la foto en cuestión, o las devuelven en las tiendas, creando un creciente problema para las marcas.

Digital y sostenible

La moda virtual podría reducir el impacto de la industria en el medio ambiente como respuesta a los nuevos hábitos de consumo, y a la vez coadyuvan a que la industria mute hacia un modelo más sostenible.

El impácto económico.

Las prendas de diseñador tienden a costar entre varios cientos y miles de euros en la vida real, mientras que las virtuales oscilan entre los 9 y los 30 euros.

La tendencia hacia la digitalización

La tendencia hacia la digitalización de la moda no es nueva. Los jugadores de Fornite llevan tiempo acumulando piezas de ropa virtuales para sus avatares. Moschino lanzó una colección cápsula inspirada en los Sims y la acompañó de una versión virtual para los personajes del videojuego, Mario Bros. Y cada vez más diseñadores apuestan por modelos virtuales como Lil Miquela o Shudu, que a pesar de no existir en el mundo real, cuentan con miles de seguidores en Instagram y marcas dispuestas a contratarlas. La moda virtual responde a la inmediatez, la velocidad e incluso la excentricidad de una forma de consumir muy concreta.

Fortnite
Quienes diseñan moda digital se inspiran en los conjuntos de juegos como Fortnite. Fuente: www.bbc.com

En busca de la imagen perfecta

Carlings ha vendido entre 200 y 250 prendas digitales, pero al hacer una búsqueda en Instagram solo aparecen cuatro personas que compraron piezas de la colección sin ninguna implicación con la empresa. Sin embargo, puede que algunas de esas prendas de vestir solose hayan compartido en privado. Amber Jae Slooten, cofundadora de The Fabricant, admite que son principalmente profesionales de la industria quienes usan el software 3D CLO quienes descargan piezas de su colección.

Moda virtual
Carlings «agotó las ventas» de sus colecciones de ropa de calle. Fuente: www.bbc.com

Marshal Cohen, analista jefe de venta del grupo empresarial NPD, define la aparición de la moda digital como un «fenómeno increíble»; sin embargo, aún no está convencido de que la misma tenga impacto a largo plazo. Asimismo, sostiene que: «Si no te gusta lo que llevas puesto pero te encanta dónde estás, puedes cambiar tu armario y mejorar digitalmente la fotografía para que parezca que llevas lo mejor y lo más novedoso».

Moda virtual
Aquellos usuarios que compran moda digital no tienen que preocuparse de devolver la ropa si no les queda bien. Fuente: www.bbc.com

Los jugadores de videojuegos llevan tiempo deseando gastar dinero en ropa o pieles para sus personajes. Asimismo, los diseñadores trabajan en pieles para que los juegos tengan más retos. Tienen que asegurarse de que encajan con la historia y el personaje. La influencia de los juegos y los cambios en los gustos de los consumidores les da a algunos en la industria de la moda la seguridad de que la ropa digital, en algunos escenarios, tendrá impacto a largo plazo.

Referencias

https://www.playgroundmag.net/cultura/moda-virtual-una-respuesta-sostenible-nuevos-habitos-consumo_43305936.html

https://www.baenegocios.com/edicion-impresa/Moda-virtual-ropa-que-no-existe-para-lucir-en-redes-sociales-20191119-0061.html

https://www.que.es/curiosas/ropa-que-no-existe-llega-la-moda-virtual-para-posar-en-las-redes-sociales.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-50437361