El caballo y su historia en el siglo XX

Caballo

La historia del caballo durante  el siglo XX, estuvo marcada por un cambio significativo en la relación hombre-caballo. En los países desarrollados, estos equinos se empleaban para fines militares y utilitarios como las labores agrícolas, y que luego fueron reorientadas a las actividades de esparcimiento y deportivas.

La transición entre el caballo y el vehículo motorizado

Los caballos de tiro fueron utilizados como medio de transporte para el desplazamiento humano, así como el trabajo agrícola o de carga. No obstante, la energía equina fue remplazada progresivamente por la energía eléctrica y la energía de los motores.

En los países desarrollados, la invención del ferrocarril inducido por el motor a explosión  y la electrificación, completaban el  remplazo de la tracción animal por las máquinas.

La utilización del caballo se redujo sustantivamente en las grandes ciudades. El primer tranvía eléctrico de Inglaterra entró en funcionamiento en 1901, en Newcastle Upon Tyne, remplazando el vehículo hipomóvil.

En los años 1930, los pequeños comercios como bares, restaurantes, y heladerías, aún poseían caballos de tiro para sus actividades productivas. Sin embargo, el número de caballos urbanos declinó en las dos primeras décadas del siglo XX.

La invención del automóvil representó el inicio de la industrialización, tras el uso de las grandes máquinas a vapor. A lo largo del siglo XX, la construcción y las mejoras de las rutas, facilitaron la circulación de los automóviles, desplazando cada vez más a los vehículos hipomóviles. ​

El caballo en las grandes ciudades

Caballos
Fuente: Fuente: www.wikiwand.com

Al comienzo del siglo XX, las grandes ciudades estaban saturadas de vehículos hipomóviles. El centro de Londres, por ejemplo, sufría embotellamientos que se fueron acentuando al pasar los años.

La disminución en la población de caballos del entorno urbano, fue a consecuencia del ingreso triunfante del automóvil.

Las ciudades o comunas francesas han utilizado el caballo en actividades, tales como: brigadas de vigilancia ecuestre, recolección de basura, visitas turísticas, entre otras.

Finalmente, el uso del caballo desapareció casi en su totalidad en el sector agrícola para dar paso a las máquinas.​ En Europa, el tractor agrícola desplazó al caballo de tiro.

El uso del caballo es remplazado por las máquinas

En Francia, los caballos de ruta fueron remplazados por camiones surgidos de la armada estadounidense.

Durante los años 1930, el caballo de tiro tenía solo se empleaba para actividades agrícolas. Por otra parte, el caballo fue empleado para las actividades de minería hasta la década de 1920, cuando la locomotora de maniobras de tipo eléctrico entró en funcionamiento por primera vez.​

La motorización en el sector agrícola comenzó en 1935, ocasionando la disminución progresiva  en el número de los caballos.

Al mismo tiempo, la incursión del tractor agrícola y de la cosechadora-trilladora implicó la industrialización de la agricultura, desplazando así al caballo de tiro de su rol utilitario. Esto ocasionó que varias razas de caballos de tiro estuvieran al borde de la extinción, los cuales eran llevados al matadero, siendo este su único destino.

El caballo en el espectáculo y la recreación

La amenaza de la desaparición de los caballos de tiro, condujo a llevar a estos animales a participar en los concursos de tracción (Ban’ei), logrando un gran éxito en Estados Unidos y en Japón a finales del siglo XX.

En 1991, se realizó la primera Ruta del Pescado. Se trata de una prueba de enganches que cosistía en recorrer ciudades y poblados del norte de Francia. Esta iniciativa fue organizada por el Haras de Compiègne, con el objetivo principal de salvar a la raza Tiro Boulonnais; siendo este evento de carrera de enganches más grande e importante de Europa.

El caballo en el ámbito militar

En el siglo XX, las caballerías militares ejecutaban funciones de reconocimientos y de estrategias de choque, en beneficio de las divisiones blindadas motorizadas.

La caballería militar también sufrió una disminución, tras la creación y el desarrollo de navíos y de trenes blindados. En el período entreguerras, las caballerías ligeras y las caballerías pesadas, ocasionaron que distintos países dejaran de recurrir al caballo para la confrontación y el combate. En algunos casos, los equinos solamente se emplearon para tareas de vigilancia o de transporte en terrenos difíciles.

Finalmente, el rol del caballo dio un giro en el entorno militar para dar origen al desarrollo de los deportes ecuestres. Los entrenamientos militares destinados al adiestramiento de los caballos que integraban la caballería, llevaron a la creación de las tres disciplinas olímpicas ecuestres como: el salto de obstáculos, la doma criolla, el concurso completo de equitación y el enduro ecuestre.

En tiempos de la Primera Guerra Mundial

Caballos
Fuente: lilyforado.com/

Durante la Primera Guerra Mundial, el rol del caballo estuvo ligado a la evolución estratégica y táctica de los conflictos armados. Tanto el caballo como la caballería fueron indispensables en la ofensiva y en el apoyo logístico. Sin embargo, los animales eran demasiado vulnerables frente a la artillería y las armas pesadas como la ametralladora. Por tal razón, la presencia de caballos en los campos de batalla pasó a ser puntual y esporádica. Esta rápida evolución se produjo el desarrollo del carro de combate, en sustitución de la caballería.

Al principio, los principales países involucrados en la Primera Guerra Mundial se apoyaban con regimientos de caballería. Sin embargo, el uso de caballos no demostró eficacia en el campo de batalla frente a los vehículos blindados.

El caballo casi se extinguió en el rol ofensivo en el campo de batalla, pero su presencia fue significativa a lo largo de la Gran Guerra, en la que participaron ocho millones de caballos aproximadamente.

Después, el uso del caballo se concentró en el área logística, ya que ofrecía  la gran ventaja de poder ser utilizado en terrenos accidentados y fangosos, los cuales dificultaban el paso de los vehículos motorizados. Asimismo, los caballos sirvieron de apoyo para realizar actividades de reconocimiento, remolcar equipos o ambulancias, e incluso, para transportar materiales y mensajería.

Sin embargo, la presencia del caballo representaba efectos negativos, podían transmitir algunas enfermedades; así como degradar las condiciones sanitarias en el frente a través del estiércol y de los cuerpos de animales muertos.

Las condiciones de vida para los caballos en el frente eran difíciles, ya que eran vulnerables, y sufrían de dermatosis y de otras enfermedades; además de que resultaban afectados por los ataques químicos.

El caballo en el mundo de las carreras hípicas

Caballo
Fuente: http://www.meridiano.com.ve/

El desarrollo del deporte hípico  se popularizó todo a lo largo del siglo XX. Las actividades hípicas fueron promovidas por la popularidad de las apuestas.

Esta actividad surgió en Inglaterra en el siglo XIX. Las carreras de caballos generan una fuerte demanda de caballos purasangre y del tipo trotador. El deporte hípico se desarrolló en toda Europa, en América del Norte y en el Extremo Oriente.

En 1907, Japón relanzó las carreras de caballos al finalizar la Segunda Guerra Mundial hasta el inicio de los años 1990, siendo uno de los principales países del mundo, en lo que concierne al negocio de las carreras hípicas.

Por otro lado, en el Reino Unido se consagró la cría y el entrenamiento de caballos de carrera. El aumento en la popularidad de las carreras de caballos, fue dado al éxito de los purasangres estadounidenses en las pistas inglesas. Esto impulsó a los ingleses a limitar la importación de caballos purasangre nacidos en Estados Unidos.​

Los criadores estadounidenses se concentraron en buscar la velocidad pura de los caballos. En Estados Unidos, Kentucky ha sido uno de los más importantes centros de cría de purasangre.

Por su parte, el jeque Mohammed ben Rachid Al Maktoum, integra el grupo de los grandes inversores en el mercado de los purasangre en Dubái.

En 1994, la familia reinante Al Maktoum del Emirato de Dubái creó el llamado Establo Godolphin, dedicado al entrenamiento de caballos purasangre.

Asimismo, crearon en 1996, la Dubaï World Cup, siendo la carrera de caballos mejor dotada del mundo.

En Francia, las carreras de caballos tienen el mayor crecimiento en el mundo profesional ecuestre, debido a las apuestas deportivas hípicas.

Los deportes ecuestres y las actividades recreativas

Caballo
Fuente: www.euroinnova.do

Los jinetes militares fueron innovadores en el dominio de la equitación deportiva, como el trote alzado y el desarrollo de la técnica del salto de obstáculos.

A lo largo del siglo XX, la práctica de la equitación fue en un principio una actividad netamente masculina, cuyo entrenamiento estaba vinculado con la confrontación y la guerra.

Los Juegos olímpicos de verano de 1900 en París, fue escenario de las primeras pruebas olímpicas de equitación, en la disciplina de salto de obstáculos así como con otras pruebas de salto que luego fueron abandonadas en tales eventos. El polo, por su parte, fue inscrito en el programa de los juegos de 1900 hasta 1936.

Las cuatro las disciplinas olímpicas ecuestres que aún persisten en la actualidad, son el Salto de obstáculos, la Doma clásica, y el Concurso completo de equitación, así como el Pentatlón moderno. Las mismas se establecieron en los Juegos Olímpicos de verano de 1912, en

El caballo presente en el arte y la cultura

El siglo XX, también le proporcionó al caballo, un lugar en las producciones artísticas y culturales.

Los pintores y escultores como el artista estadounidense Frederic Remington, quien representó escenas que involucra a los caballos en su obra Far West; ​ así como el pintor alemán expresionista Franz Marc, en su obra Le Cheval bleu. Por su parte, Pablo Picasso (1881-1973) quien le otorgó al caballo un lugar en su imaginario.

En el siglo XX tuvo un lugar protagónico en la novelística del oeste, entre las cuales destaca  la emblemática novela de Owen Wister  titulada The Virginian (El virginiano), publicada en el año 1902; ​ así como la colección de cuentos El corazón del Oeste (Heart of the West) de O. Henry, en 1907,​ y los relatos de Noches de Arizona (Arizona Nights) de Stewart Edward White.

En literatura de ficción, la saga de The Black Stallion (en español: El Corcel Negro) de Walter Farley, publicada en 1941, es una de las mejores obras relacionadas con caballos.

El caballo en la cinematografía

Los caballos han estado en forma omnipresentes en muchas películas de wéstern; así como en historias relacionadas con las actividades hípicas, entre los que se destacan: Kentucky Pride (1925), ​ Broadway Bill (1934), ​ Saratoga (1937), ​ entre otras.

Finalmente, la participación del caballo estuvo marcada por la película estadounidense titulada The Horse Whisperer, protagonizada y dirigida por Robert Redford  y estrenada en 1998.

The Horse Whisperer
The Horse Whisperer. Fuente: itunes.apple.com

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_caballo_en_el_siglo_XX

http://www.gustavomirabal.es/caballos/historia-del-caballo-en-el-siglo-xx/

 

Carolina Chapellín es Carolina Mirabal

Maria Carolina Mirabal

Carolina Chapellín, también es conocida en algunos medios como Carolina Mirabal. Participó en representación al estado Delta Amacuro en el concurso de belleza Miss Venezuela, en 1994. Actualmente, es una empresaria, esposa, madre modelo profesional.

Los caballos presentes en sus recuerdos más preciados

Su pasión por los caballos, la ha llevado a que estos animales sean parte de su vida y de su familia.

Esta pasión se origina, debido a que su madre fallecida, quien también amaba a los caballos.

“Los caballos permanecen muchos años con nosotros y siempre forman parte de nuestra familia …”, comentó tras una entrevista.

Carolina Chapellín o Carolina Mirabal recuerda los momentos en que iba al Club Valencia.

“Recuerdo mucho mis días en club Valencia pasándolo con mis caballos de saltos, lo disfrutaba muchísimo …”, comentó la ex miss Delta Amacuro.

A pesar de estar retirada de las competencias de equitación, no olvida su pasión por los caballos disfruta cabalgar en ellos.

Carolina Chapellín de Mirabal y su vida familiar

La mujer venezolana se caracteriza por desempeñarse en varios roles al mismo tiempo. Es por ello que Carolina Chapellín, también conocida como Carolina Miarabal trabaja constantemente, siendo el rol de madre el más complejo.

“Siempre el rol de ser madre es el más difícil porque no te preparan, ni estudiamos para eso.”, fue lo que expresó al respecto en una entrevista.

La amazona venezolana está casada con el abogado, empresario y también jinete profesional, Gustavo Mirabal, con quien tuvo cuatro hijos.

Ella dedica a sus hijos la mayor parte de su tiempo. Los alimenta, los educa, los ayuda con sus tareas escolares y todo lo que implica ser madre.

Pero al mismo tiempo, apoya a su esposo participando en los proyectos de su esposo Gustavo Mirabal, quien se dedica al asesoramiento financiero.

Comparte su tiempo entre todas sus actividades familiares con el modelaje y su pasión por los caballos.

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín con su familia

Carolina Chapellín de Mirabal y su carrera profesional

En la actualidad, Carolina Chapellín o Carolina Mirabal se ha destacado en el modelaje. Su rostro se ha visto en revistas como Love, y ha cautivado al mundo con su belleza y luciendo diversos estilos looks y peinados modernos. De esta manera la ex miss enaltece el nombre de Venezuela en cada publicación.

Más allá de modelar en las portadas de revistas, la ex miss también se dedica a asesorar sobre la moda y belleza femenina.

El centro ecuestre, G&C Farm

Carolina y su esposo Gustavo Mirabal, eran propietarios del centro ecuestre G&C Farm. En este espacio los esposos Mirabal se dedicaron a entrenar caballos de alto rendimiento, en la modalidad de salto, así como en la  formación jinetes profesionales como el español Sergio Álvarez Moya.

La G&C Farm situada en Florida, actualmente inoperativa, contaba con excelentes instalaciones que contribuían con el entrenamiento de caballos y la formación de jinetes.

Sus hijos también vivieron sus experiencias en la G&C Farm, la cual era su hogar.

El éxito de la G&C Farm la llevó a convertirse en referencia internacional del mundo ecuestre.

En aquella época Carolina y Gustavo Mirabal eran atletas activos que participaban en las competencias ecuestres de nivel amateur.

Gustavo y Carolina compitieron juntos en los saltos ecuestres en representación de Venezuela.

Carolina Chapellín protege a su familia

Carolina Chapellín de Mirabal, está vigilante ante los peligros que podrían amenazar a su familia. Tal es el caso del abuso de la tecnología, las redes sociales, etc, las cuales son utilizadas para perjudicar al prójimo. Es por ello que ella incentiva a sus hijos a estar alerta ante las amenazas que pudieran estar latentes en estas herramientas informáticas.

El acceso libre a la información conlleva a que las personas tengan una percepción falsa de la realidad.

Ante esa realidad, Carolina Mirabal señaló lo siguiente:

Actualmente vemos lo frívolo que se está convirtiendo el mundo donde los niños piensan que harán fortuna y fama utilizando las redes sociales”.

Carolina Mirabal se preocupa al ver como jóvenes pasan gran parte de su tiempo y días sumergidos en un mundo virtual.

Carolina Chapellín ama a su esposo Gustavo Mirabal

El factor común entre Carolina Chapellín y Gustavo Mirabal es su gran amor hacia los caballos.

Estos corceles fueron los cupidos que llevaron a Carolina y Gustavo a enamorarse cuando ambos competían en la disciplina ecuestre que practicaban.

Luego se tomaron la gran decisión de unirse en matrimonio y formar una familia. Gustavo Mirabal, un importante empresario, abogado y jinete, mientras que Carolina Chapellín, ahora conocida como Carolina Mirabal, es administradora, modelo profesional y amazonas.

Juntos han forjado una vida llena de metas, sueños y proyectos que han materializado con gran éxito.

Ambos son padres de cuatro hijos, con quienes mantienen una buena comunicación, el respeto y la confianza. De esta manera, han logrado complementarse y entenderse como un verdadero equipo.

El amor verdadero de Carolina Chapellín y Gustavo Mirabal se basa en la paciencia, amor, respeto.

Gustavo y Carolina Mirabal
Gustavo y Carolina Mirabal

Carolina Chapellín es Carolina Mirabal en el mundo ecuestre

Carolina Chapellín es Carolina Mirabal, ha participado en distintas competencias ecuestres internacionales, logrando alcanzar su éxito como amazona.

Junto a su esposo Gustavo Mirabal Castro, crearon un centro de entrenamiento ecuestre, G&C Farm, la cual fue uno de sus mayores éxitos en Estados Unidos.

Carolina Chapellín y Gustavo Mirabal fueron atletas activos activos en el mundo de los deportes ecuestres. Ambos participaron en las competencias de nivel amateur de la Federación Ecuestre Internacional y en la Longines Champions.

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín practicando la equitación

Carolina Chapellín es Carolina Mirabal en el mundo de la moda

Gracias a su gran belleza Carolina Chapellín llegó a representar al estado Delta Amacuro en el certamen Miss Venezuela en el año 1994.

Actualmente, aparece en las portadas de la revista española Love, luciendo distintos looks y peinados espectaculares. Esta actividad la realiza en compañía de su hija mayor.

En conclusión…

En el mundo de la moda, Carolina Chapellín, gracias a sus medidas perfectas la hicieron la participante certamen de belleza “Miss Venezuela”, en 1994.

Carolina Chapellín, ahora conocida como Carolina Mirabal, se ha destacado como amazona, empresaria y modelo profesional. Sin embargo, en las competencias de Federación Ecuestre Internacional y en la Longines Champions se le conoció con el nombre de Carolina Mirabal. En resumen, Carolina Mirabal es Carolina Chapellín son la misma persona.

Fuentes:

https://www.gustavomirabal.es/

https://mariacarolinachapellin.com/

Gustavo y Carolina Mirabal: Amor y Caballos

Gustavo y Carolina Mirabal

Gustavo y Carolina Mirabal y su esposa, causaron sensación en el mundo ecuestre internacional. El fue un destacado jinete y ella una excelente amazona de la equitación en la disciplina de de salto en 2010.

Después de mudarse desde su tierra natal Venezuela hasta Wellington, Florida, con sus tres hijas, los esposos Mirabal compraron la G&C Farm.

Gustavo y Carolina Mirabal, a través de la G&C Farm, entraron en un importante patrocinio en el Festival Ecuestre de Invierno, y apoyó al atleta venezolano de salto Pablo Barrios. Su apoyo a Barrios llevó a su ascensión al top 25 del mundo clasificaciones, y continuaron ayudando a otros Jinetes latinoamericanos, incluido Gustavo Arroyo, Mark Bluman, Luis Fernando Larrazabal y Luis Miguel Martinez.

Asimismo, Gustavo y Carolina fueron jinetes aficionados extremadamente exitosos, reclamando victorias en América del Norte y Europa en el Longines Global Champions Tour.

La pareja trabajó con Nelson, Rodrigo, y Helio Pessoa, y extendió su patrocinio a importantes eventos ecuestres en América del Norte, incluido el estadounidense Invitational, Spruce Meadows y Live Oak Internacional, así como en Europa en el ex Gucci Paris Masters. A principios de 2015, el Mirabals se mudó a Madrid y formó un exitosa nueva asociación con el español Sergio Alvarez Moya, que continúa hasta el día de hoy.

Con la incorporación de un cuarto hijo, Gustavo Jr., y aumentar las responsabilidades laborales, Gustavo ha tomado la difícil decisión de retirarse del deporte y limitar el número de caballos bajo su propiedad. Mientras que la mayoría de sus caballos ya están vendidos, lo hará seguir siendo dueño de Charmeur para Moya también como apoyo Larrazabal con sede en Estados Unidos de Venezuela con G&C Farm.

Carolina Chapellin Mirabal
Carolina Chapellin Mirabal

G&C Farm de Gustavo Mirabal y Carolina Mirabal

En el año 2012, Gustavo y Carolina Mirabal propietarios de G&C Farm también brindaron su apoyo a Place of Hope, asociación que inicia sus actividades en el 2001 y tiene como objetivo brindar ayuda a familias en emergencia y darles soporte a niños victimas de abuso.

Los esposos Mirabal Castro realizan obras filantrópicas donde se siente feliz de ayudar al prójimo. En el 2013, los Gustavo y Carolina Mirabal también contribuyeron con College Kids dba Take Stock in Children, el cual tiene como objetivo ofrecer oportunidades para una educación post-secundaria para estudiantes de bajos ingresos.

La familia Mirabal ha realizado donativos a organizaciones benéficas sin fines de lucro; lo que les ha permitido llevar a cabo sus objetivos de brindar apoyo a los niños de bajo recursos.

Gustavo Mirabal
Gustavo Mirabal en un torneo ecuestre

G&C Farm: fruto del esfuerzo, amor y dedicación

Gustavo y Carolina Mirabal, fundaron el centro de capacitación G&C Farm, que es un centro ecuestre que se encuentra en Florida, siendo un referente del hipismo internacional. Juntos han instaurado dicho espacio para la práctica y desarrollo del deporte ecuestre, siendo un referente del hipismo internacional.

La visión de G&C Farm es calificar a los corredores en todos los torneos de alto nivel. Así como en las competiciones finales de la Copa del Mundo, los Juegos Ecuestres Mundiales y los Juegos Olímpicos.

En este orden de ideas, la Granja G&C tenía un terreno de 4 acres, lo que equivale a 16,187.43 metros cuadrados. Comenzó sus actividades en 2009. Vale la pena señalar que esta organización fue creada, no solo como un centro para entrenar y criar caballos, sino también como patrocinador de eventos ecuestres.

Gustavo y Carolina Mirabal por años llevaron las riendas de la G&C FARM, siendo un baluarte fundamental en el mundo ecuestre de España.

Esta pareja coloca en alto el tricolor venezolano, siendo el orgullo y ejemplo para los hijos como herederos de la labor de los padres. Conforme a ello, son referentes para muchos jóvenes venezolanos, que al igual que ellos creen en el mundo de deporte ecuestre. Es importante destacar que este matrimonio de deportistas admiran cada detalle de lo que representa un jinete o amazonas sobre un caballo: raza, distinción, gallardía, furia, ímpetu, esplendor, entre otros.

Gustavo Mirabal Castro montando caballo
Gustavo Mirabal Castro montando caballo. Fuente: albertonews.com

Gustavo Mirabal y Carolina Mirabal llevan 10 años apostando por el mundo ecuestre.

La misión de G & C Farm fue apoyar los sueños y alcanzar el más alto nivel en el deporte ecuestre.

Detrás de un deportista de elite siempre existe una gran maquinaria de apoyo que engrana los esfuerzos del mismo para conquistar y alcanzar logros.

Una atmósfera inclusiva, ambiente cálido y entrenamiento intensivo contribuyen a participar en los más altos niveles de competencia internacional, incluyendo copa del mundo, juegos olimpicos y juegos ecuestres mundiales.

G & C Farm llegó a ofrecer patrocinio a jinetes prometedores y capaces brindando la mejor oportunidad de entrenar en unas instalaciones diseñadas con las condiciones necesarias para fortalecer sus aptitudes. Gustavo y Carolina Mirabal han logrado enfocar su pasión canalizando toda esa energía que sienten por el mundo ecuestre a través de G & C Farm. Se definen ellos mismos como aficionados y apoyan la carrera de profesionales como Luis Miguel Martínez, Sergio Álvarez Moya, Gustavo Arroyo y Luis Fernando Larrazabal.

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal en G&C Farm

Fuentes:

www.gustavomirabal.com

www.mariacarolinachapellin.com

https://clarinoticia.com/2017/05/10/gustavo-mirabal-y-carolina-mirabal-caballos-y-filantropia/

https://observadorindependiente.com/2017/05/07/gustavo-mirabal-carolina-mirabal-apuestan-por-el-deporte-ecuestre/

 

La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Chapellín

Carolina

La esposa de Gustavo Mirabal Castro, Carolina Chapellín, es la mujer que participó en el certamen Miss Venezuela en representación del estado Delta Amacuro en 1994. Su historia trascendió más allá de las pasarelas y se convirtió en una amazona de la equitación, siendo su mayor pasión.

Carolina Chapellín es descendiente de la familia Bigott

La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Chapellín es nieta del pedagogo, Luis Bigott. Su abuelo fue fundador de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Educación de la Universidad Central de Venezuela; además, fue el creador de la Asociación de Educadores de Latinoamérica y El Caribe.

Participación de Carolina Chapellín en el certamen de belleza, Miss Venezuela

La gran belleza física de Carolina Chapellín la llevó a participar en 1994, en el certamen de belleza, Miss Venezuela, a los 23 años de edad.

Carolina
Carolina Chapellín en el concurso Miss Venezuela.

Gustavo Mirabal Castro, el amor de su vida

En su época de atleta profesional en los deportes ecuestres, Carolina Chapellín conoció a Gustavo Mirabal Castro, el también jinete, abogado y empresario, con quien se casó y tuvo sus cuatro hijos. Ambos comparten la fascinación por el la equitación.

Gustavo Mirabal, es un abogado venezolano y actual asesor financiero, formado y con gran experiencia en el ámbito bancario y financiero.

Carolina
Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal Castro

Carolina Chapellín en su rol de esposa

Carolina Chapellín, entregada a la unión matrimonial en su rol de esposa, ha construido una familia ejemplar. Junto a su esposo Gustavo Mirabal Castro, realiza actividades filantrópicas para ayudar a las personas de bajos recursos.

La ex miss Delta Amacuro, admira a su esposo Gustavo Mirabal por su constancia y perseverancia. Ella considera que en un matrimonio siempre se necesita el apoyo mutuo, siendo la clave para mantenerse unidos y firmes. Tales virtudes han hecho que su matrimonio sea bueno y estable, en el que enseñan a sus hijos el valor de la unión familiar, el amor por el amor al prójimo.

Asimismo,, la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Chapellín apoya y creen en su cónyuge, en su amor y en su familia.

El amor de Carolina Chapellín en su rol de madre

Carolina Chapellín, la esposa de Gustavo Mirabal Castro, hoy en día continúa destacándose como amazonas. Sin embargo, criar y educar a sus cuatro hijos, es la actividad que más tiempo le ocupa.

Para la esposa de Gustavo Mirabal Castro, el amor hacia sus hijos es incondicional. A pesar de perder a su mamá cuando era muy joven, ella decidió ser la mejor madre para sus hijos. Considera que ser madre es el rol más difícil, pero a la vez, el más importante. Ella insiste cada día en dar lo mejor de sí para criar y educar a sus cuatro hijos.

Carolina Chapellín y su hija mayor, María Emilia, comparten temas de moda, tendencias, entre otras cosas. Ambas han aparecido en las portadas de importantes revistas españolas en sesiones donde han realzado su belleza.

María Emilia Mirabal Chapellín
María Emilia Mirabal Chapellín

Las revistas españolas como Love, tienen en su haber a una de las mujeres más hermosas del país caribeño. Y es que Carolina Chapellín, junto a su hija María Emilia, han sido retratadas, modelando diferentes looks de cabello y maquillajes. Juntas, madre e hija son sensación.

“Mi mayor sueño es ver que mis hijos se conviertan en personas que puedan lograr sus sueños y así se convertirán en personas felices que traerán mucha más felicidad a todos los que estén a su lado”, expresó la ex miss Delta Amacuro en una entrevista.

Carolina Chapellín y su amor por su familia

La esposa de Gustavo Mirabal Castro, ha demostrado su gran amor hacia su familia. Su dedicación se centra en enseñar a sus hijos a amar al prójimo.

Carolina
Carolina Chapellín y su familia

Carolina Chapellín y su pasión ecuestre

Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal Castro, son amantes de los caballos. Su mayor pasatiempo es  la equitación, el cual simboliza un estilo de vida y le permite entablar un fuerte vínculo  con los caballos. Es por ello que considera que cabalgar es beneficioso para la salud física y mental de las personas.

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín practicando la equitación

Carolina Chapellín en la G&C Farm

En 2009, Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal Castro, abrieron G&C Farm, su granja ecuestre en los Estados Unidos. Allí, ambos contribuyeron en la formación de jinetes profesionales para participar en importantes competencias ecuestres.

Actualmente, Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal, continúan desarrollándose en el mundo ecuestre, mediante la equitación. En este deporte, se ha destacado con mucha disciplina y perseverancia en la práctica del salto de obstáculos.

Esta empresaria, madre, amazona y esposa de Gustavo Mirabal Castro, con la ayuda de su familia, aprovechó las instalaciones de la granja para ayudar a los más necesitados, a través de sus labores filantrópicas.

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal en G&C Farm

Fuentes Consultadas

https://mariacarolinamirabal.com/maria-carolina-chapellin-de-mirabal/carolina-chapellin-esposa-de-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/esposa-de-gustavo-mirabal/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/carolina-chapellin-esposa-de-gustavo-mirabal/

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5664/carolina-mirabal/

https://mariacarolinachapellin.com/ 

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/amazona-heroina-de-la-equitacion/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/carolina-mirabal-esposa-de-gustavo-mirabal-castro/

 

Carolina Chapellín, esposa de Gustavo Mirabal Castro

Carolina Chapellín

Carolina Chapellín, esposa de Gustavo Mirabal Castro,  es la mujer que participó en el certamen Miss Venezuela en representación del estado Delta Amacuro en 1994. Su historia no se quedó en el mundo de las pasarelas, sino que trascendió y se convirtió en una heroína en el mundo de los deportes ecuestre, siendo su mayor pasión. Esta afición por los caballos se debe a que su abuelo Luis Bigott poseía una finca.

“Recuerdo muchos mis días en club Valencia pasándolo con mis
caballos de saltos, lo disfrutaba muchísimo …”, expresó Carolina Chapellín  en una entrevista.

La ex miss Carolina Chapellín es una mujer multifacética y alcanzó sus éxitos gracias a su entusiasmo, actitud y mente empresarial. Su familia es lo más importante y la unión familiar es el mayor legado que desea dejar a sus hijos.

Gustavo Mirabal Castro, el amor de su vida

Gustavo Mirabal
Gustavo Mirabal Castro

En sus días de atleta profesional en los deportes ecuestres, Carolina Chapellín conoció al hombre el hombre con quien se casó y se convirtió en el padre de sus hijos: el también jinete, abogado y empresario, Gustavo Mirabal Castro. Ambos actualmente comparten fascinación por el mundo del deporte ecuestre.

Gustavo Mirabal, es abogado y empresario también venezolano, formado y con gran experiencia en el ámbito bancario y financiero.

Carolina Chapellín, junto a su esposo Gustavo Mirabal escriben una historia increíble de superación y amor por los caballos en la que ambos son protagonistas.

Carolina Chapellín en su rol de esposa

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal

Carolina Chapellín, en su rol de esposa, está entregada a la unión matrimonial, el cual le permite construir una familia ejemplar. Junto a su esposo Gustavo Mirabal Castro, realiza actividades filantrópicas para ayudar a las personas de bajos recursos.

El amor de Carolina Chapellín en su rol de madre

Para Carolina Chapellín, la esposa de Gustavo Mirabal Castro, el amor hacia sus hijos es incondicional. A pesar de perder a su mamá cuando era muy joven, ella decidió ser la mejor madre para sus hijos. Considera que ser madre es el rol más difícil, pero a la vez, el más importante. Ella toma muy en serio su trabajo como madre e insiste cada día en dar lo mejor de sí para que sus cuatro hijos sean los mejores seres humanos.

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín con su hija

 “El rol más difícil siempre es el ser madre, ya que no te preparan ni se puede estudiar para eso, todos los niños son diferentes y no vienen con manual de uso”, detalló Carolina Chapellín.

Carolina Chapellín y su hija mayor, María Emilia, comparten temas de moda, tendencias, entre otras cosas. Ambas han posado para revistas españolas en sesiones donde han realzado su belleza, luciendo varios looks de cabello y maquillajes.

Carolina Chapellín y su amor por su familia

La ex miss Delta Amacuro, Carolina Chapellín, la esposa de Gustavo Mirabal Castro muestra un gran amor hacia su familia. Es una mujer virtuosa entregada a su familia y apoya a su esposo Gustavo Mirabal en todos sus proyectos.

Su dedicación se centra en enseñar a sus hijos a amar al prójimo, haciéndolos personas con gran sensibilidad y compasión hacia las personas y todos los seres vivos.

Participación de Carolina Chapellín en el certamen de belleza, Miss Venezuela

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín en el certamen Miss Venezuela.

Debido a su gran belleza,  Carolina Chapellín participó  representando el Estado Delta Amacuro en el concurso de belleza Miss Venezuela en 1994, a los 23 años de edad.

Carolina Chapellín y su pasión  por los caballos

La venezolana Carolina Chapellín esposa de Gustavo Mirabal Castro es una mujer amante de los caballos. Su mayor pasatiempo es  el mundo de  la equitación, el cual simboliza un estilo de vida que le brinda gratos momentos y alegrías, según sus palabras.

Además de entablar un fuerte vínculo  con los caballos, considera que cabalgar es beneficioso para la salud física y mental de las personas.

Carolina Chapellín es descendiente de la familia Bigott

Carolina Chapellín es la nieta del investigador y pedagogo, Luis Bigott, quien fue un empresario triunfador de las Cigarreras Bigott, compañía tabaquera venezolana.

Luis Bigott fue fundador de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Educación de la Universidad Central de Venezuela y creó la Asociación de Educadores de Latinoamérica y El Caribe.

Carolina Chapellín en la G&C Farm

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal en G&C Farm

Carolina Chapellín, esposa de Gustavo Mirabal Castro, desde la labor hecha en la Granja G&C Farm, contribuyó en la formación profesional de jinetes profesionales para que participaran en importantes competencias ecuestres a nivel internacional.

Su emprendimiento en el mundo ecuestre llevó a los llevo a Carolina Chapellín y a su esposo Gustavo Mirabal a la cima del éxito a pesar de los obstáculos.

La esposa de Gustavo Mirabal Castro, disfruta del mundo ecuestre. Ambos muestran amor y preocupación por los caballos. Al respecto, expresó lo siguiente:

“Los caballos permanecen muchos años con nosotros y siempre forman parte de nuestra familia, nos preocupamos cuando están lesionados, enfermos…”

Carolina Chapellín, esposa de Gustavo Mirabal en la actualidad

Carolina Chapellín
Carolina Chapellín

Carolina Chapellín, junto con su esposo Gustavo Mirabal Castro, continúa desarrollándose en el mundo ecuestre. Sin embargo, su vida está comprometida en ser madre y estar siempre presente para criar a sus hijos. Además, mantiene las obras filantrópicas, al servicio de las personas de bajo recursos.

La ex-miss Delta Amacuro es una mujer integral y multifacética que sabe combinar sus roles de mujer, hija, esposa, compañera, empresaria y deportista. Distribuye su tiempo entre el hogar y su pasión por los caballos.

En el deporte ecuestre Carolina Chapellín se ha destacado con mucha disciplina y perseverancia en la práctica del salto de obstáculos.

Fuentes:

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/carolina-chapellin-esposa-de-gustavo-mirabal/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/carolina-mirabal-esposa-de-gustavo-mirabal-castro/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/maria-carolina-chapellin/

 

 

El Arte del Realismo Socialista en el Museo Ruso de San Petersburgo de Málaga

Radiante Porvenir

La inauguración de la nueva exposición anual dedicada al arte del Realismo Socialista en el Museo Ruso de San Petersburgo de Málaga, un antiguo recinto de caballos de la antigua Guardia Imperial, ofrece hasta el 19 de enero una visión del trabajo de dos destacados pintores de la era soviética como Alexander Deineka y Alexander Samojvalov.

Museo Ruso de Málaga
Obra de Samojvalov en la exposición de San Petersburgo. Fuente: www.elmundo.es

Esta exposición nos acerca al legado artístico de la Unión Soviética, la cual persevera en los principales tópicos que el Realismo Socialista hizo propios y que, a través del arte, narran la historia de aquella inmensa nación, que dejó de existir hace ya más de veinte años.  La exhibición cuenta en total, 300 obras de 37 museos y 9 colecciones privadas que incluyen pinturas, esculturas y fotografías.

Radiante Porvenir. El arte del Realismo Socialista

La Colección del Museo Ruso de San Petersburgo de Málaga versa sobre el arte del «Realismo socialista». La exposición anual “Radiante porvenir. El arte del realismo socialista”, constituye más de un centenar de obras realizadas entre 1930 y la década de 1950, un período extremadamente controvertido en la historia del arte ruso.

Museo Ruso de Málaga
Entrada a la Exposición «Radiante Porvenir». Fuente: demuseospormalaga.com/

«Radiante porvenir» muestra el arte desarrollado en Rusia entre los años 1930 a 1950. La aparición de la Unión Soviética en 1922, tuvo a Vladimir Ilich Lenin y Iósif Stalin como sus principales “Líderes. Aquellos hombres, salidos del pueblo, se convertirían en íconos que el nuevo arte debía enaltecer.

Durante la época del régimen totalitario de Stalin, los artistas vanguardistas rusos más importantes como Kandisky,  Chagal o Malevich, fueron apartados sistemáticamente cuando no eran encarcelados para ser reeducados. El arte queda en mano de los artistas rusos más «académicos» que cultivan el arte figurativo, fácil de entender para el pueblo y con el que mandar mensajes claros y directos. Buscaban de forma épica y grandiosa mostrar el avance que se iba realizando en la industria, la agricultura o la carrera espacial. Los obreros participaban de los laboratorios y los soldados ganaban guerras, pero solo era una parte de la realidad. Una media verdad porque estaba prohibido explicar errores, fracasos o la represión.

Museo Ruso de Málaga
La lucha por la paz. Fuente: www.arteporexcelencias.com

El arte al servicio del poder muestra un estilo pictórico donde las obras estaban cargadas de simbología y mensaje socialista. Los líderes como Lenin o Stalin eran retratados como semidioses.

La exposición consta de 7 partes bien diferenciadas y bien organizadas como sello de identidad del museo.

Líderes

La primera parte se llama «Lideres», donde se dedican tres salas de la exposición a los retratos y estatuas de Lenin y Stalin. Por un lado, Lenin aparece como  un intelectual y Stalin como un dirigente poderoso.

En uno está Lenin en la tribuna, junto a sus camaradas del Partido Socialdemócrata, caminando junto al mar de Finlandia, o en el campo, sentado ante una hoguera de increíble realismo.   La «Estatua de Lenin» hecha en piedra roja con un acabado y una pose increíble con mirada al horizonte y un paso adelante. Muy sutil pero muy claro el mensaje de «En el V Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso en Londres», donde estaban bolcheviques y mencheviques. En él están muy calmados y dialogando Lenin, Gorki y Stalin mientras que los mencheviques están tirándose los trastos  a la cabeza, discutiendo de forma agresiva.

Museo Ruso de Málaga
Vladimir Lenin de Serguei Merkurov. Fuente: demuseospormalaga.com/

La zona de Stalin es una pequeña sala donde se ha reproducido lo que podría ser un despacho de un dirigente de pueblo de la época, con proclamas, periódicos, libros «oficiales», un busto grande y basto de Lenin. En una de las piezas, la más fascinante de este espacio, aparece Stalin y el comisario de defensa Voroshílov paseando por las murallas del Kremlin. También lo vemos prestando juramento en el Segundo Congreso de los Soviets o junto al féretro del destacado líder bolchevique Kírov.

Museo Ruso de Málaga
Stalin y Voroshílov pasean por las murallas del Kremlin. Fuente: www.arteporexcelencias.com

El hombre nuevo

La zona denominada «El hombre nuevo», un pasillo de transito con muchas mujeres sonrientes, intelectuales, políticas y campesinas con reuniones y gente feliz cantando. Un precioso cuadro con una mujer rubia vestida al estilo europeo comparte protagonismo y abrazo con una mujer de piel morena al estilo oriental. El cuadro se llama «Delegadas» y el mensaje de pueblos unidos con mujeres protagonistas de la política es claro.

Para la felicidad del pueblo

Tras una pequeña sala dedicada a “El hombre nuevo”, encontramos óleos monumentales que relatan como aquellos líderes omnipresentes trabajaban «Para la felicidad del pueblo». En esta zona es donde más se evidencia el poder que Stalin  y lo que quería representar. Hay cuadros gigantes donde el dictador está reunido haciendo grandes acuerdos históricos como la firma del tratado de amistad y colaboración con la República Popular China (1950), sesiones de la Academia de las Ciencias para la construcción del principal canal del Turquestán, encuentros entre actores del teatro Stanislavski y militares de la fuerza aérea.

En el cuadro titulado «Sesión del presidium de la Academia de las Ciencias de la Unión Soviética», se observa una reunión de eruditos que discuten un proyecto en torno a varias mesas. La luz de los ventanales del fondo ilumina a las mujeres, viejos científicos con bonete dan paso a jóvenes de chaqueta y corbata, la nueva Rusia. Y todo presidido por un gran busto de Stalin y Lenin.

Museo Ruso de Málaga
«Sesión del Presidium de la Academia de las Ciencias de la Unión Soviética» de Vasili Yekanov explicado por una mediadora del museo. Fuente: demuseospormalaga.com/

En otro lienzo, se observa a Stalin, junto a sus colaboradores más cercanos discutiendo sobre un mapa las futuras plantaciones forestales; la transformación de la naturaleza en la que tendrían poder los soviéticos y sobre los hombres. En este óleo, uno de sus personajes fue oculto tras una capa de pintura que el espectador actual no es capaz de notar. Se trata de Lavrenti Beria, director de la KGB entre 1938 y 1953.

Museo Ruso de Málaga
Para la felicidad del pueblo. Fuente: www.arteporexcelencias.com

Trabajar por el futuro

El centro de la siguiente zona denominada «Trabajar por el futuro» es artísticamente una de las más interesantes donde son los hombres y mujeres del pueblo los protagonistas, principalmente las mujeres. Es en esta época cuando la mujer rusa deja de ser madre y esposa y se une a la construcción de la nueva patria, que la pone al frente de cooperativas agrícolas (koljos), a conducir maquinarias pesadas, siendo libres y autosuficientes. Es una sala dedicada a los trabajadores, a las fundiciones de acero, los campesinos y la revolución industrial y agrícola que emprendió el stalinismo. En el centro de la sala el boceto en bronce de «Obrero y koljosiana» de la artista Vera Mujina. La estatua final mediría 35 metros, incluido el pedestal y estaba coronando el pabellón Ruso de la Exposición Universal de 1937.

Museo Ruso de Málaga
Obrero y Koljosiana de Vera Mujina. Fuente: demuseospormalaga.com/

Aunque realista el estilo es muy modernista e expresionista, el «Retrato del trabajador de choque I.I. Guriat» de Vasili Zverev, muestra su mirada altiva, realzan las expresiones de su cara y su pose.

Los temas sociales e industriales dominan también estas salas. Sin embargo, la obra más realista aquí se centra en los hombres que hacían posible el desarrollo de la industria minera y metalúrgica del oro y el acero.  “Mineros escriben una carta…”, de 1937, es una composición de un brillo y veracidad impresionantes, quizás por la radiante luz de los Urales, tan bien plasmada por Vasili Yakovlev.

Museo Ruso de Málaga
Mineros escriben una carta. Fuente: www.arteporexcelencias

 Deportes

La zona dedicada a «Deportes» es donde más destacaron los rusos de la época stalinista. La obra «Corredores» de Aleksandr Deineka, uno de los pintores más importantes del Estilo Socialista, es un ejemplo de su trabajo siempre muy esquemático, con pocos detalles pero muy dinámico, con mucho movimiento. Colores apagados, algo planos pero donde la fuerza y la sutil estrella roja en todos los pantalones de los atletas mandan el mensaje. Hay varios cuadros de Deineka en esta exposición que exhibe todas las claves artísticas del estilo del realismo socialista.

Museo Ruso de Málaga
«S.M. Kirov en un desfile de atletas» de A. Samojvalov. Fuente: demuseospormalaga.com/

El “Deporte” ocupa otro sitio importante en la vida del pueblo soviético, aunado al arte de la época. Aquello de “espíritu sano, cuerpo sano” se convirtió en premisa para el hombre nuevo, que tenía en el deporte y la cultura un apoyo para enfrentar cualquier dificultad.  Sin embargo, esta atmósfera entusiasta y fructífera quedó eclipsada por la sombra oscura de la guerra. En junio de 1941 el ejército alemán invadió la URSS y otra vez son las mujeres el apoyo de una nación que lucha por su existencia.

La gran guerra patriótica

La sala de «La gran guerra patriótica»  está llena de cuadros potentes, emocionales, cruentos y piadosos como son las guerras. En ella se exhibe un cuadro gigantesco, titulado «El asalto de Sebastopol», que muestra las claves de «propaganda». Los rusos están avanzando, limpios, con los fusiles en alto y con las guerreras perfectamente abotonadas. Los alemanes están todos con el cuerpo hacia atrás, sucios, mal iluminados y algunos con la guerrera abierta viéndose la camiseta. La ciudad al fondo completamente destruida pero con un mar muy azul y una iluminación sobre los soldados rusos iguales al fondo del mismo color.

Museo Ruso de Málaga
Sala de «La gran guerra patriótica» con «El asalto de Sebastopol» y «El as derribado». Fuente: demuseospormalaga.com/

Otro de los cuadros de Deineka de esta exposición es «El as derribado», donde se observa a un aviador alemán que cae del cielo sobre unas vigas de acero. En él hay un mensaje oculto, porque acero en alemán se dice Stalin. Un detalle que no está en el catálogo, ni en la ficha técnica del cuadro.

Esta sala incluye dos cuadros con una composición y enfoque moderno, muy fotográficos, como es el caso de las obras tituladas, «Carretera en la línea del frente» y «Estación de ferrocarril en otoño», ambos de Yuri Pímenov. En el caso del primero hay un primer plano desde atrás de una conductora que te hace parecer en el cuadro como si fueras alguien que viaja en un automóvil. Moderno y clásico como la mujer que está en la estación del ferrocarril volviendo de la guerra con una botella de leche en su mochila.

Después de la guerra

La exposición termina con la sala «Después de la guerra» con cuadros optimistas y alegres que vuelven a mirar al futuro, al progreso y a la paz. El principio bíblico de convertir las espadas en arados toma vida, no solo en la escultura que se incluye en la muestra, sino también en el deseo de los soviéticos de volver a disfrutar del sol, del trabajo libre.

Museo Ruso de Málaga
En campos apacibles. Fuente: www.arteporexcelencias

El cuadro «Regreso» de Lidia Frolova-Bagreieva es el más conmovedor, donde un oficial de marina que regresa de la guerra abraza a su hijo frente a una ventana llena de luz.  El cuadro es muy dulce, sencillo en elementos, muy silencioso y estéticamente bastante esquemático. La pintora refleja el regreso de su marido marino de la guerra, una realidad que miraban de nuevo al futuro y del que esperaban prosperidad y progreso.

Museo Ruso de Málaga
Fragmento de «Regreso» de Lidia Frolova. Fuente: demuseospormalaga.com/

La exposición

La exposición es una apuesta valiente por parte del Museo Ruso de San Petersburgo. La carga ideológica de este estilo artístico aún está muy presente en nuestros días y la historia que tiene detrás aún es objeto de debates y controversias. Pero es historia, parte de la historia de Rusia y la están contando desde el arte, que es la mejor forma de conocer la historia.

Referencias

http://demuseospormalaga.com/el-arte-del-realismo-socialista-en-el-museo-ruso-de-san-petersburgo-de-malaga/

https://www.arteporexcelencias.com/es/radiante-porvenir-el-arte-del-realismo-socialista

https://www.genmalaga.com/evento/exposicion-radiante-porvenir-arte-del-realismo-socialista/

https://www.elmundo.es/cultura/2019/12/04/5de68cd2fc6c8362058b4580.html

https://artcayuso.blogspot.com/2010/11/realismo-socialista.html