Frida Kahlo: vida y obra de la pintora más influyente de México

Frida Kahlo

Frida Kahlo fue la pintora más influyente en México y en Latinoamérica, debido a sus famosos autorretratos, siendo sus obras un material de contenido autobiográfico.

Sus pinturas se clasifican dentro del movimiento surrealista. La pintora creó un estilo propio tomando sus experiencias de vida, mezclándolos con los elementos de la naturaleza y la identidad mexicana, con el objeto de crear obras que la hicieron la pintora latinoamericana más reconocida en el arte.

Frida Kahlo
Frida Kahlo. Fuente:

Su nacimiento, infancia y juventud

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació el 6 de julio de 1907 en Coyoacán, México. Fue hija del fotógrafo húngaro-alemán Guillermo Kahlo y de la mexicana nativa de Oaxaca, Matilde Calderón.

Frida fue la tercera de cinco hermanos: Matilde, Adriana, Cristina, y un hermano, llamado Guillermo. Este último falleció a los pocos días de su nacimiento. Por parte de su padre tuvo tres medias hermanas: Luisa, María y Margarita.

Frida Kahlo
La niña Frida Kahlo. Fuente: www.vogue.mx

Su infancia estuvo marcada por el sufrimiento físico y el padecimientos de muchas enfermedades. En 1913, contrajo una poliomielitis, dando inicio a una serie de sucesivas enfermedades, lesiones diversas, accidentes y operaciones. Esta enfermedad le dejó una secuela permanente: la pierna derecha más delgada que la izquierda.

La relación de Frida con su padre siempre fue muy estrecha. Su padre siempre la acompañó en sus ejercicios y en los programas de rehabilitación y la animó a practicar diversos deportes como fútbol o boxeo, como parte de su recuperación.

Frida fue testigo de los continuos ataques epilépticos que padecía su padre. lo que reforzó su vínculo de solidaridad y empatía.

En cuanto a su educación, se cree que la artista asistió al Colegio Alemán durante su niñez; sin embargo, no existen registros de que haya asistido a esta escuela. Frida estudió su bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria, siendo parte del primer grupo de 35 mujeres en ser admitidas en esta escuela solo para hombres. Ahí conoció a futuros artistas e intelectuales como Salvador Novo, Carmen Jaime, Agustín Lira, Miguel Lira, Alfonso Villa, Manuel González Ramírez, Jesús Ríos y Valles, José Gómez Robleda y Alejandro Gómez Arias, siendo este último su novio.

Estos jóvenes rebeldes conformaron un grupo político y se autodefinían como los cachuchas, siendo crítico de la autoridad, protestaban contra las injusticias y se movilizaban por las reformas del sistema escolar. Su actividad y posición política eran impulsadas por las ideas anarquistas y revolucionarias románticas.

El trágico accidente que le cambió la vida

El 17 de septiembre de 1925, Frida sufrió un trágico accidente: el autobús en el que viajaba fue golpedo por un tranvía que lo empujó contra un muro, quedando completamente destruido. En consecuencia, su columna vertebral quedó fracturada en tres partes, sufrió además roturas en dos costillas, en la clavícula y tres en el hueso pélvico. Además, su pierna derecha se fracturó en once partes, su pie derecho se dislocó, su hombro izquierdo se descoyuntó y un pasamanos la atravesó por la cadera izquierda. Frida estuvo sin poder caminar durante tres meses y sufrió treinta y dos operaciones.

Retablo
Retablo. Fuente: www.biografiasyvidas.com

Tras el accidente, Frida comenzó a pintar, durante su período de recuperación. En septiembre de 1926 hizo su primer autorretrato al óleo, el cual dedicó a su novio Alejandro Gómez Arias. En 1927, pintó el Retrato de Miguel N. Lira, y un año más tarde realizó el retrato de su hermana Cristina.

Por otra parte, Frida entró en el entorno político. La joven artista comenzó a asistir a las reuniones políticas de Partido Comunista de México, organización en la que participaban varios de sus amigos cachuchas, y donde conoció al pintor Diego Rivera.

La historia de Frida Kahlo y Diego Rivera

Frida conoció a Diego Rivera en algunas veladas y reuniones a las que asistía con su amiga la fotógrafa Tina Modotti. El primer encuentro entre Frida y Diego fue cuando éste hacía el mural del anfiteatro de la Escuela Nacional Preparatoria.

La artista contrajo matrimonio con Diego Rivera el 21 de agosto de 1929. La historia entre ambos artistas estuvo llena de famosas infidelidades que involucró un amorío con la hermana de Frida, así como, una ruptura que los condujo a un divorcio en 1939 y un segundo matrimonio un año después.

Frida Kahlo y Diego Rivera
Frida Kahlo y Diego Rivera

En 1930, Frida tuvo su primer embarazo, pero debió ser interrumpido debido a que el feto presentaba una anomalía y a las secuelas del accidente de 1925. Según las opiniones médicas, la joven atista nunca podría tener hijos.

El arte de Frida estuvo altamente influenciado por su relación con el pintor y muralista, muchas veces representando su amor y obsesión por Diego. En las pinturas de ambos artistas, se evidencia la influencia de la identidad mexicana y de su historia. Frida incluso adoptó la vestimenta indígena tradicional mexicana moños trenzados con cintas de colores, collares exóticos y pendientes de estilo precolombino para conectar con su forma de vida y arte con su ascendencia mestiza.

Frida Kahlo y Diego Rivera en Estados Unidos

A consecuencia de las complicaciones políticas en México, Frida y Diego trasladaron su residencia a Estados Unidos entre 1931 y 1934 y pasando la mayor parte del tiempo en Nueva York y Detroit.

En 1932, Frida pintó Aparador en una calle de Detroit y luego, contempló un eclipse solar, que incorporó en algunas de sus obras creando el dualismo noche y día, siendo un elemento iconográfico recurrente en sus pinturas. Ese mismo año, Frida sufrió otro aborto y, durante su recuperación, pintó su autorretrato Aborto en Detroit.

Frida Kahlo regresa a Mexico y realiza sus primeras exposiciones

Frida y Diego a México en 1933. Pero, su relación de pareja tuvo un giro determinante cuando Rivera tuvo un romance con la hermana menor de Frida, Cristina, además de otras infidelidades. Luego, Frida inició otras relaciones amorosas con hombres y mujeres que provocaron en Rivera celos violentos. Pese a ello, sus relaciones lésbicas y extramatrimoniales por el resto de su vida.

Después, Frida sostuvo un romance con el revolucionario de Ucrania León Trotsky, quien vivió exiliado en la casa de la artista en Coyoacán junto a su esposa. Después del asesinato de Trotsky, Frida fue acusada de ser autora del homicidio y fue arrestada, pero finalmente, ella y su esposo fueron dejados en libertad.

En 1938 el poeta y ensayista André Bretón calificó su obra de surrealista en un ensayo que escribió para la exposición de Kahlo en la galería Julien Levy de Nueva York. Pero, Frida negó rotundamente dicha denominación, por lo que expresó: «Se me tomaba por una surrealista. Ello no es correcto, yo nunca he pintado sueños, lo que yo he representado era mi realidad.»

En 1939, Frida Kahlo terminó un autorretrato donde reflejaba sus dos personalidades: Las dos Fridas. En este cuadro, los corazones de las dos mujeres están conectados mediante una vena, pero una de ellas la corta con una tijera, mientras que la otra sostiene un retrato de Diego Rivera Ese mismo año expuso en París en la galería Renón et Collea donde se relacionó con el pintor malagueño Picasso.

Frida Kahlo y su reconocimiento artístico

El 6 de noviembre de 1939 Kahlo y Rivera se divorcian tras una serie de infidelidades. Frida regresó temporalmente a su casa de Coyoacán y cayó en una depresión que llevó a la artista a consumir alcohol como manera de aplacar sus sufrimiento físico y psicológico. Dos de sus obras pictóricas importantes reflejan este período de separación: Las dos Fridas y Dos desnudos en un bosque.

Luego del asesinato de Trotsky en agosto de 1940, Frida fue acusada de cometer dicho crimen y arrestada. No obstante, ella y su esposo fueron liberados y viajó a San Francisco para someterse en esa ciudad a una nueva operación quirúrgica y tras su recuperación, se trasladó a Nueva York.

Después del divorcio, Frida y Diego continuaron compartiendo gran parte de la vida social, artística y política que los unía. Pero, la pareja decidió volver a casarse y establecieron un nuevo acuerdo amistoso que consistía en vivir juntos, compartir los gastos, continuar con la colaboración artística y excluir de su relación la vida sexual de pareja.

Frida Kahlo
Autorretrato con monos (1943). Fuente: www.biografiasyvidas.com

Durante estos años, Frida participó en importantes exposiciones colectivas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston y en el Museo de Arte de Filadelfia; lo que conllevó al incremento de su reconocimiento artístico. A partir de 1943 dio clases en la escuela La Esmeralda de la Ciudad de México.

En 1950, Frida tuvo que ser hospitalizada en Ciudad de México donde permaneció durante un año.

Sus últimos años y fallecimiento

En 1953, Frida sufrió una infección de gangrena que causó que le amputaran la pierna por debajo de la rodilla. Este hecho la sumió en una gran depresión que la condujo a intentar el suicidio en dos ocasiones. Durante ese tiempo escribía poemas en sus diarios, relacionados con el dolor y el sufrimiento.

El 19 de abril de 1954 ingresó al hospital inglés tras un intento de suicidio. Luego, el 6 de mayo, fue hospitalizada nuevamente tras sufrir una recaída. Sin embargo, continuó su ánimo de dedicarse a sus causas políticas, movilizándose con una silla de ruedas. El 2 de julio participó, junto a Diego Rivera y Juan O’Gorman, en una manifestación de protesta contra la intervención estadounidense en Guatemala.

Frida Kahlo falleció el 13 de julio de 1954, en Coyoacán. El acto funerario fue realizado en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México y su féretro fue cubierto con la bandera del Partido Comunista Mexicano. Este hecho fue motivo de fuertes críticas, por parte de la prensa nacional. Su cuerpo fue incinerado por el deseo y voluntad de la artista en el Crematorio Civil de Dolores y sus cenizas se conservan en la Casa Azul de Coyoacán.

Las pinturas más famosas de Frida Kahlo

Entre las primeras pinturas de Frida Kahlo destacan inicialmente sus primeros autorretratos. El 4 de julio de 1932, la artista pintó su cuadro Henry Ford Hospital (1932). Esta obra representa el aborto que tuvo en la ciudad de Detroit, Estados Unidos. La pintura hecha en óleo sobre una lámina metálica, cuyas dimensiones son 30,5 x 38 cm, muestra a una Frida sangrante posada sobre una cama, mientras que desde su vientre nacen seis venas rojas que atadas a objetos simbólicos de su sexualidad y de su embarazo perdido. Henry Ford Hospital (1932) está en el Museo Dolores Olmedo de México.

Frida Kahlo
Henry Ford Hospital (1932) Fuente: www.biografiasyvidas.com

Mi nacimiento (1932), es una obra que muestra a la madre de Frida con el rostro oculto, haciendo alusión a su muerte, mientras que la cabeza de la artista se encuentra sumida entre las piernas en un charco de sangre. Este cuadro fue pintado en el estilo de un «ex-voto retablo». La obra forma parte de la colección privada de arte de la cantante Madonna.

Frida Kahlo
Mi nacimiento (1932). Fuente: historia-arte.com

Unos cuantos piquetitos (1935), óleo sobre metal, 48 x 38 cm, está inspirada en el sufrimiento emocional de Frida por las infidelidades de Diego Rivera con su hermana Cristina. El título de la obra viene de un artículo de prensa en el que se publica la declaración policial de un asesino que decía que solo le había dado ‘unos cuantos piquetitos’. La obra forma parte de la colección del Museo Dolores Olmedo.

Frida Kahlo
Unos cuantos piquetitos (1935) Fuente: www.biografiasyvidas.com

Las dos Fridas (1939) es un cuadro al óleo, cuyas dimensiones son 1,73 m x 1,73 m, el cual muestra la separación entre las dos personalidades de Frida Kahlo. Los corazones de ambas están expuestos y conectados entre sí, donde una de las personalidades de Frida corta las arterias con una tijera, mientras que la otra sostiene un pequeño retrato de Diego Rivera. La pintura fue adquirida por el Instituto Mexicano de Bellas Artes en 1947 y, actualmente, forma parte de la colección del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

Frida Kahlo
Las dos Fridas (1939). fuente: www.biografiasyvidas.com

El Autorretrato con collar de espinas y un colibrí (1940), hecha con pintura al óleo con una medida de 47 cm x 61 cm, es una de las obras más famosas de Frida Kahlo, en donde se muestra estrangulada por un collar de espinas, mientras que el cadáver de un colibrí es acechado por un gato negro y un mono que asemeja su mascota. La obra es parte de la colección del Harry Ransom Center en Austin, Texas.

Frida Kahlo
Autorretrato con collar de espinas y un colibrí (1940). Fuente: elplaneta.com

En la pieza Autorretrato como tehuana, también concida como Diego en mi pensamiento (1943), es una pintura al óleo, cuyas medidas son 61 m x 76 m. En este cuadro aparece vestida con el traje tradicional tehuano de la cultura zapoteca, es un retrato que hace alusión a su obsesión con su relación y adoración por Diego Rivera. Esta obra es parte de la colección de Jacques y Natasha Gelman.

Frida Kahlo
Autorretrato como tehuana. Fuente: www.artehistoria.com

La columna rota (1944) hecha en 1944 en óleo sobre tela montada en aglomerado de 40 x 30.7 centímetros, es una representación del dolor que sintió Frida, tras sufrir su accidente a los 18 años. Esta pintura fue hecha tras una intervención de columna que la cual la dejó confinada a un corsé. En la obra se muestra en medio de un paisaje desértico sostenida por la estructura de metal, mientras que una columna atraviesa su cuerpo y reemplaza la suya. La pintura forma parte de la colección del Museo Dolores Olmedo.

La columna rota (1944)
La columna rota (1944). Fuente: pinterest.com

Viva la vida (1954), óleo sobre masonite, 59 x 50 cm, es una obra de la artista que representa la transformación del dolor en arte. La obra permanece en el Museo Frida Kahlo en la Ciudad de México.

Viva la vida (1954)
Viva la vida (1954). Fuente: pinterest.com

El museo de Frida Kahlo

El museo Frida Kahlo, también conocido como la Casa Azul, es el lugar en donde nació y murió la pintora mexicana.

La casona signada con el número 247 se encuentra ubicada en la calle Londres, en el sur de la Ciudad de México, en Coyoacán, la cual alberga elementos de la vida y obra de artista.

La Casa Azul fue convertida en museo en 1958. El museo Frida Kahlo alberga obras de la artista como Viva la vida (1954), Frida y la cesárea (1931) y Retrato de mi padre Wilhelm Kahlo (1952), entre muchas otras.

La Casa Azul
La Casa Azul. Fuente: www.ultimasnoticias.ec

La vestimenta de Frida Kahlo

La característica vestimenta de Frida Kahlo, adoptada durante su tiempo en Cuernavaca, refleja su conexión con el folklore mexicano y su ascendencia mestiza, adoptando la vestimenta tradicional tehuana para su vida cotidiana.

Sus atuendos consiste en el traje típico zapoteca, en el que predominan las flores,. Frida portaba la falda con un chal con flecos, cargada de accesorios como delicadas joyas de oro o prominentes collares. Asimismo, llevaba su cabello trenzado y las flores e hilos rojos adornaban su peinado, su maquillaje exageraba los rasgos de su rostro y resaltaba sus cejas.

La vestimenta de Frida Kahlo
La vestimenta de Frida Kahlo

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Frida_Kahlo

https://www.vogue.mx/estilo-de-vida/articulo/frida-kahlo-biografia-frases-y-peliculas

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/k/kahlo.htm

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/nacimiento-frida-kahlo-mito-siglo-xx_14468

https://historia-arte.com/artistas/frida-khalo

Los artistas venezolanos contemporáneos

Artistas venezolanos

Los artistas venezolanos transforman el caos cotidiano en creaciones maravillosas consideradas como verdaderas obras de arte, y que le dan al espectro artístico, todos los matices necesarios para brillar.

Alejandro Brito y su mágico foto realismo

El realismo de sus pinturas impresiona hasta a los más escépticos. Alejandro Brito es un artista dedicado a la pintura hiperrealista como forma de expresión pictorica, utilizado herramientas como el pincel y la aerografia para plasmar la belleza de la realidad en distintos medios como el lienzo, el cartón y la madera. Comenzó estudiando administración industrial, pero el arte y la pintura el amor de su vida  y de su mente. Ahora es un artista consolidado especializado en foto realismo con aerografía. Su misión es hacer que el público sienta cada una de las texturas de su obra.

Artistas venezolanos
Alejandro Brito. Artista Venezolano. Fuente: oceandrive.com.ve

Gato Botz; un espectáculo surrealista

Su talento logra transformar Caracas en el escenario perfecto de una obra surrealista. Su carrera comenzó con el diseño gráfico y con el tiempo se vió seducido por la fotografía. Caracas se convirtió en su musa y decidió transformarla para crear una “ciudad surrealista”. Su misión es darle al público una visión diferente de la cotidianidad, “muestro las obras arquitectónicas de la ciudad (…), para luego jugar con ellas desde la pantalla y hacer una intervención urbana”, comenta el artista.

Siul Rasse y su arte pictórico

Siul Rasse

Siul Rasse es una artista plástica venezolana nacida en La Guaira. Se graduó en la Universidad de Artes Plásticas (IUESAP) Armando Reverón, actualmente Universidad Nacional Experimental del Arte (UNEARTE), obteniendo en  el título de Licenciada en Artes Plásticas. Es una de las artistas venezolanas contemporáneas que promete convertirse en todo un ícono del arte nacional. Ha desarrollado su obra pictórica centrada en el dibujo y la pintura, con intervenciones a escala mural. Sus obras han sido exhibidas en importantes galerías nacionales e internacionales. Sus dibujios y pinturas presentan  acumulaciones de trazos, atmósferas cromáticas y texturas visuales. También dió inicio a nuevas posibilidades dentro del campo escultórico, donde sus obras se convirtieron en volúmenes orgánicos.

Reymond Romero y sus líneas de colores

Reymond Romero
Reymond Romero. Fuente: oceandrive.com.ve

Es un artista plástico residenciado en Carcas (Venezuela). Se formó en la Universidad de Artes Plásticas IUESAP Armando Reverón, actualmente UNEARTE, como Licenciado en Artes Plásticas, mención Multimedias y especializado en Textil Art y Fashion Art. También realizó sus estudios de Mercadeo del Arte en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

Reymond Romero es un artista vanguardista considerado el mejor colorista de su generación. Su trayectoria está avalada por diversas exposiciones a nivel nacional e internacional. Ver su obra es completamente indescriptible, con una utilización sublime del textil, el artista logra crear una textura que cautiva al público. “Mi obra se caracteriza por generar espacios visuales rigurosamente planificados, donde la superposición de contrastes y la colocación sucesiva de analogías que provienen de la abstracción geométrica, me han permitido generar secuencias cromáticas lineales en búsqueda de la sensación de movimiento”.

Romero ha  obtenido premios y reconocimientos formando parte de colecciones nacionales e internacionales. El objetivo del artista es seducir al espectador para que interactúe con un espacio tridimensional que solo puede ser percibido por los observadores más curiosos. Define su arte como un estudio del textil desde la perspectiva de la volumetría del color.

Tita Beaufrand; un espectáculo tropical

Las fotografías de Tita Beaufrand son la realización de un discurso creativo de fuerte fondo gráfico y experiencia visual que recrea la belleza sensual de la flora tropical, la exuberancia del color, los patrones orgánicos de la naturaleza y los expande a otros territorios desde la superficie de las cosas.

Basándose en fotografías que se procesan como arte gráfico, estas imágenes adquieren una calidad cercana a la pintura, se convierten en enfoques originales «fotográficos» como resultado de un elaborado proceso conceptual y digital. El color adquiere una nueva dimensión que explota en relaciones vibrantes y las formas se vigorizan, como si el espíritu del pop y el arte cinético se unieran en nuevas y divertidas relaciones.

Tita Beaufran
Tita Beaufran. Fuente: oceandrive.com.ve

Las secuencias compuestas que confrontan múltiples imágenes son signos de un vocabulario particular que establece relaciones estéticas y conceptuales; como en un juego de memoria que te invita a explorar el espacio y la forma, para hablar sobre la belleza, el entorno tropical, la naturaleza y sus espacios. Este universo sensual y visual es un discurso contemporáneo y creativo, construido como una radiografía particular del alma de las plantas; sus posibilidades y significados.

Sofía Saavedra; el arte con calor venezolano

Sofía Saavedra
Sofía Saavedra. Fuente: oceandrive.com.ve

Sofía Saavedra ofrece una identidad pictórica que mezcla a los más importantes exponentes de la pintura venezolana. La artista encentra su libertad creativa en un lienzo, pintura y un par de pinceles. “La pintura es un espacio para construir la libertad, es un auténtico medio de resistencia hacia la homogenización de los seres humanos, se convierte así en el medio ideal para transmitir la otredad y al mismo tiempo asumir el juego representacional de ser otros y así, poder complementarnos en la diferencia”, explica Saavedra.

Raúl Cardozo; el artista que narra la historia del país

Alcanzó la fama con su mural titulado “Una cena importante con Venezuela”, en la que eligió a los más importantes representantes de la historia del país -según su criterio- y los reunió a todos en una misma mesa. Su estilo es muy moderno y contemporáneo. “Cada momento que pienso en nuestra historia, comprendo que somos el resultado de cuantiosos acontecimientos y decisiones, pero también de personas que merecen que le rindamos honores por lo que hicieron, lo que lograron, pero sobre todo por la impronta que dejaron en todos venezolanos, una cena sería la ocasión propicia para homenajearlos”, explica Cardozo.

Alberto José Sánchez y yuxtaposición de colores

Alberto José Sánchez nació en caracas, Venezuela en 1979.  Su pasión por la pintura comenzó desde muy temprano, se graduó en Negocios y tiempo después decidió dedicarse de lleno a su verdadera pasión: el arte contemporáneo.

Alberto José Sánchez
Alberto José Sánchez. Fuente: oceandrive.com.ve

En la adolescencia mostró interés por el arte cinético, experimentando y creando diversas obras con características claras de esta corriente artística. Su identidad pictórica la consiguió estudiando el arte cinético de Carlos Cruz-Diez, quien fue su principal mentor. Igualmente el artista plástico Jesús Soto fue una influencia importante durante esta etapa del artista. Se gradúa en Administración en la Universidad Metropolitana de Venezuela, pero nunca se desvincula del medio artístico. Años más tarde cursa estudios de Arte Contemporáneo en la Universidad Metropolitana.

Desde el 2007, Sánchez comenzó a desarrollar sus propias piezas con carácter óptico abstracto y geométrico. Sus obras se basan en figuras netamente geométricas en dos dimensiones, estructuralmente definidas para generar y sugerir una formación tridimensional gracias también a la aplicación de colores contrastantes y al uso de sombras. Su mural más grande se encuentra en la Iglesia Don Bosco en La Castellana.

Artistas venezolanos
El arte de Alberto José Sánchez. Fuente: oceandrive.com.ve

Referencias

https://oceandrive.com.ve/zz-carrusel/el-arte-es-vida-10-artistas-venezolanos-contemporaneos-maravillosos-que-amaras/

https://gbgarts.com/artistas/siul-rasse/

http://www.reymondromero.com/

https://www.titabeaufrand.com/

https://www.eluniversal.com/entretenimiento/2002/fabian-solymar-dagor-respira-propio-arte

https://elestimulo.com/ub/el-graffiti-nunca-muere/

https://www.france24.com/es/20190611-la-entrevista-wolfgang-salazar-badsura

http://albertojosesanchez.com/biografia