Dr. José Gregorio Hernández: Un hombre de ciencia y de fé

Dr. Jose Gregorio Hernandez

José Gregorio Hernández Cisneros fue un médico, científico venezolano, conocido en vida por su caridad, bondad, rectitud y servicio a los pobres; así como por su profunda vocación religiosa. Se destacó por sus aportes en el desarrollo de la medicina moderna en Venezuela.

Nacimiento e Infancia

José Gregorio Hernández Cisneros nació el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, en el Estado Trujillo en Venezuela. Era hijo de Benigno Hernández Manzaneda y de Josefa Antonia Cisneros Monsilla, siendo el mayor de seis hermanos. Su madre falleció en 1872, cuando él apenas tenía ocho años.

Realizó los estudios de primaria en Trujillo hasta los 13 años de edad cuando se mudó a Caracas, por recomendación de su maestro Pedro Celestino Sánchez, quien regentaba una escuela privada en Isnotú.

A los trece años de edad, José Gregorio deseaba estudiar la carrera de derecho, pero su padre le convenció para que estudiara medicina.

Dr. Jose Gregorio Hernandez
Dr. Jose Gregorio Hernandez. Fuente: www.elnacional.com

Su formación universitaria en Caracas

Al llegar a Caracas, José Gregorio inició sus estudios en el Colegio Villegas, uno de los centros más prestigiosos de la época.

Durante sus años en el Colegio Villegas, José Gregorio fue un estudiante sobresaliente, ganó distinciones y premios, y en varias ocasiones las medallas de la aplicación y de buena conducta.

En 1882, José Gregorio se graduó de Bachiller en Filosofía en el colegio, antes mencionado.

Luego ingresó a la Universidad Central de Venezuela (UCV) para iniciar sus estudios de medicina, a los 17 años. Según las certificaciones de los estudios universitarios fue el estudiante más destacado en la carrera de medicina en la alma mater, y obtuvo el título de Médico el 28 de junio de 1888.

El Dr. José Gregorio Hernández era poliglota. Hablaba con fluidez varios idiomas como: inglés, francés, portugués, alemán e italiano; asimismo, dominaba el latín y el hebreo. Además, era filósofo, músico y tenía amplios conocimientos de teología.

José Gregorio Hernández regresa a los Andes

En 1888, el Dr. José Gregorio Hernández abrió su consultorio en Caracas, con la ayuda del Dr. Dominici. Pero regresó a Isnotú, donde se radicó por casi un año, luego de ejercer su profesión en Trujillo, Mérida y Táchira.

Luego fue recomendado por el Dr. Calisto González, para estudiar materias experimentales en París, a fin de contribuir en la modernización de la medicina venezolana.

José Gregorio Hernández realizó estudios en Europa

En 1889, el Dr. José Gregorio Hernández cursó estudios en la Escuela de Medicina de París. También estudió profundamente en las áreas de Microbiología, Histología Normal, Patología, Bacteriología, Embriología y Fisiología Experimental, entre otras.

Luego, se trasladó a Berlín para realizar estudios de Histología y Anatomía patológica, e inicia un nuevo curso para reforzar sus conocimientos en Bacteriología.

Culminados sus estudios, el Dr. José Gregorio Hernández regresa a Venezuela e ingresa como profesor en la UCV en Caracas.

José Gregorio Hernández ejerce su carrera profesional

En 1891, el Dr. José Gregorio Hernández ingresa en la UCV como docente para impartir clases en las cátedras de Histología Normal y Patológica, Fisiología Experimental y Bacteriología, convirtiéndose en el fundador de ambas.

Además, fue el responsable de adquirir los equipos y materiales necesarios para instalar el Laboratorio de Fisiología Experimental de Caracas; así como, la bibliografía para la apertura de las cátedras, antes mencionadas, en la UCV.

Por otra parte, el eminente Dr. José Gregorio Hernández introdujo el microscopio en Venezuela; así como, otros instrumentos científicos traídos de Francia.

En 1904, forma parte como Individuo de Número en la Academia Nacional de Medicina, siendo uno de sus Fundadores, Sillón XXVIII.

Para 1909, el eminente galeno recibe el nombramiento como profesor de la cátedra de Anatomía Patológica Práctica, la cual estaba situada en el espacio anexo del Laboratorio del Hospital Vargas. Asimismo, creó también la cátedra de Anatomía Patológica de la UCV, con asiento en el Instituto Anatómico.

Por otra parte, fue nombrado profesor de la primera Cátedra de Bacteriología en América del Sur, y fue el primer científico en Venezuela en publicar un trabajo en esta disciplina, titulada Elementos de Bacteriología (1906). También escribió sobre angor pectoris (angina de pecho) de origen palúdico junto a Nicanor Guardia, y en 1893 publicó en varios números de la Gaceta Médica.

Dr. Jose Gregorio Hernandez
Dr. Jose Gregorio Hernandez. Fuente: diariodelosandes.com

Además, realizó 11 publicaciones científicas y dos quedaron inéditas. Asimismo, escribió cinco obras literarias: El Sr. Nicanor Guardia (1893), Visión de arte (1912), En un vagón (1912) y Los maitines (1912), publicadas en el Cojo Ilustrado. Pero sólo una de ellas, La verdadera enfermedad de Santa Teresa de Jesús escrita en 1907, quedó inconclusa.

Por otra parte, se destacó como fisiólogo y biólogo, con profundos conocimientos en la física, la química y las matemáticas.

Para el año 1908, José Gregorio interrumpió su labor docente cuando decide seguir su vocación religiosa e ingresar en el monasterio de la orden de San Bruno en la Cartuja de Farneta, reincorporándose a sus actividades académicas en la Universidad en 1909.

En 1912, sus labores académicas se vieron nuevamente interrumpidas cuando el general Juan Vicente Gómez ordena el cierre de la Universidad, debido a que estaba en contra de su régimen. Sin embargo, reinicia su actividad docente en 1916, tras la fundación de la Escuela de Medicina Oficial, la cual funcionó en el Instituto Anatómico.

Vocación religiosa

En 1907, José Gregorio Hernández decidió abocarse a la vida religiosa y el monseñor Juan Bautista Castro, con autorización del arzobispo de Caracas, lo recomendó al prior de la Orden de San Bruno en la Cartuja de Farneta, cerca de Lucca (Italia), para su admisión en la orden eclesiástica.

En 1908, se traslada a Italia, para ingresar al monasterio de la Cartuja, tomando el nombre de Fray Marcelo. Pero, nueve meses después de su ingreso, enferma de tal manera que el Padre Superior le recomienda regresar a Venezuela para su recuperación.

Llega a Caracas en abril de 1909, e ingresa en el Seminario Santa Rosa de Lima (hoy Universidad Católica Santa Rosa).

En 1914, regresa a Roma e ingresa en los cursos de Teología en el Pontificio Colegio Pio Latino Americano,. Pero una afección pulmonar le forzó a retornar nuevamente a Venezuela.

Pjosé Gregorio perteneció a la Orden Franciscana Seglar de Venezuela (OFS), en la fraternidad de la Merced de Caracas, en la Iglesia Nuestra Señora de la Merced de los Frailes Capuchinos y vivió el Evangelio como San Francisco de Asís y lo hizo propio.

Muerte de José Gregorio Hernández

El 29 de junio de 1919, José Gregorio Hernández fue atropellado por Fernando Bustamante, un joven mecánico y vecino de la zona, dueño de un auto marca Essex. El galeno cayó golpeándose la cabeza contra el filo de la acera, lo que ocasionó una fractura en el cráneo. Fue atendido en el Hospital Vargas, donde falleció.

El Dr. José Gregorio Hernández Cisnero, fue enterrado en el Cementerio General del Sur. Actualmente, sus restos reposan en la Iglesia de la Virgen de la Candelaria, en la Parroquia Candelaria en Caracas.

Proceso de beatificación

Hoy en día, los venezolanos veneran al doctor José Gregorio Hernández, debido a sus virtudes como médico y a su vocación religiosa. Por esta razón, desde hace varios años, le han sido atribuidos varios milagros y curaciones.

La Iglesia Católica en Venezuela inició en el año 1949 el proceso de beatificación y canonización, a cargo del monseñor Lucas Guillermo Castillo (arzobispo de Caracas), para ser llevado ante el Vaticano, dando comienzo a su investigación. De completarse, se convertiría en el primer santo de procedencia venezolana.

En 1986, fue nombrado «Venerable» por el Papa Juan Pablo II, lo cual permitió seguir adelante hacia la beatificación, según los parámetros de la Iglesia Católica. Sus restos reposan en el Templo de la parroquia La Candelaria, luego de ser trasladado desde el Cementerio General del Sur.

José Gregorio Hernández
Los restos del Dr. José Gregorio Hernández reposan en la Iglesia de la Virgen de la Candelaria, en la Parroquia Candelaria en Caracas. Fuente: http://ultimasnoticias.com.ve

La Iglesia Católica anunció la próxima beatificación del Dr. José Gregorio Hernández

La Conferencia Episcopal Venezolana confirmó el pasado viernes 19 de junio de 2020 que el Papa Francisco había dado su aprobación para la beatificación.

La Arquidiócesis de Caracas anunció que la Comisión Teológica del Vaticano aprobó el milagro del venerable doctor José Gregorio Hernández en la curación de la niña de 10 años de edad Yaxury Solórzano Ortega. El 10 de marzo de 2017, la infante recibió un disparo en la cabeza durante un asalto a su padre. Pese a los pronósticos poco alentadores de los médicos, la niña se recuperó rápida y totalmente.

Hemos recibido de Roma el veredicto de la Comisión, de los siete teólogos nombrados por la Congregación (para las Causas) de los Santos, para examinar el presunto milagro de la niña Yaxury Solórzano y ha sido por unanimidad. Los siete votos en un expediente bien largo y extenso, de más de 50 páginas. Este es un paso más”, dijo el cardenal Baltazar Porras en un vídeo publicado por la Arquidióesis de Caracas, el día 27 de abril de 2020.

El 19 de junio de 2020, el Papa Francisco aprobó el decreto que reconoce el milagro atribuido al venerable Doctor José Gregorio Hernández, que abre el paso a la futura beatificación.

Ahora, según los obispos venezolanos, la Iglesia Católica estima la ceremonia de beatificación de José Gregorio Hernández para el primer trimestre del 2021.

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Gregorio_Hern%C3%A1ndez

https://elucabista.com/2020/01/17/diez-datos-que-hay-que-saber-sobre-jose-gregorio-hernandez/

https://revista.svhm.org.ve/ediciones/2016/1/art-8/

https://www.venezuelatuya.com/religion/jose_gregorio_hernandez.htm?seguir

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-53116833

https://www.telesurtv.net/news/papa-francisco-aprueba-beatificacion-jose-gregorio-hernandez-20200619-0024.html

 

La Moda en la Historia

Historia de la Moda

La historia de la moda expresa la evolución cronológica de las prendas de vestir. En un principio, el vestido era la necesidad básica del hombre para protegerse del frío y de las inclemencias del tiempo. Las vestimentas consistían en el uso de pieles de los animales que cazaban y, luego empleó la lana y productos vegetales como el lino y el algodón.

Con el tiempo, el vestido ha alcanzado un perfil estético, el cual refleja el gusto y el carácter de quien lo porta. Asimismo, el uso del vestido es acorde con factores climáticos y geográficos, así como sociales, religiosos y sexistas.

Los egipcios, griegos y romanos, establecieron civilizaciones muy adelantadas a su tiempo. Desarrollaron artes como la literatura, la música y la pintura, también desarrollaron una gran creatividad en el diseño y un gran gusto por la moda.

Evolución del vestido

La historia del vestido comienza con la aparición del Homo Sapiens que, en principio se cubría con la piel de los animales que cazaba. En el período Neolítico, el ser humano desarrolló la habilidad de tejer e hilar. La ropa que usaba eran pequeños trozos de piel que no se adaptaban al cuerpo y que llevaban los primeros dibujos ornamentales, en forma de cenefas.

En las primeras civilizaciones como en Egipto, se hacían prendas más elaboradas, siendo el lino el material más utilizado para elaborar la tela. La base de la indumentaria era una pieza de lino que envolvía la cintura sujeta con un cinturón, denominada shenti.

En Mesopotamia, los sumerios solían vestir con largos mantones de lana adornados con franja de colores vivos, pliegues y pelambres de tela. Los asirios usaban túnicas de lana, de acuerdo a su clase social: los del pueblo llano las usaban hasta las rodillas y las clases dirigentes hasta los pies. Los persas vestían prendas de colores vivos, destacando el púrpura y el amarillo, adornados con dibujos de círculos, estrellas y flores de color azul, blanco o amarillo.

Antigüedad clásica

En la antigua Grecia, se usaba el lino, la lana, el algodón y la seda. El vestido más antiguo era la exomis. En aquella época, la moda era una forma de diferenciar las clases sociales: los campesinos usaban ropas con pieles curtidas o de lana gruesa con un gorro de cuero llamado kyne; las clases más altas usaban vestidos de lino o lana fina, llamado quitón, cubierto por un manto conocido como himatión. Las mujeres usaban una túnica larga denominada peplo.

Moda Antigua
Moda Antigua. Fuente: es.wikipedia.org

En Roma también se usaba el lino, la lana y la seda. La prenda de vestir más antigua era el sublgaculum, que consistía en un taparrabos.

Durante la época de la República, los romanos usaban la subúcula, que era una túnica que podía ser de dos tipos: dalmática con mangas, o colobium sin las mismas. Sobre ella llevaban una toga, según su ocupación: estrecha para los filósofos, ceñida para los guerreros, con una banda púrpura para sacerdotes y magistrados, y del mismo color con bordados de oro para altos dignatarios.

La ropa femenina consistía en un taparrabos y stropium, (lo que hoy sería el sujetador), sobre el que iban dos túnicas: la subúculo, larga hasta los pies y sin mangas, y el supparum, semejante al quitón griego. Encima se podía llevar el pallium, un manto colocado sobre la cabeza para las viudas.

Edad Media

Luego de la caída del Imperio Romano, los pueblos germánicos implantaron la práctica de coser la ropa. Usaban túnicas cortas de mangas largas, calzones largos o pantalones y un sayo sobre los hombros.

Generalmente, los hombres portaban dos túnicas: una fina de hilo a modo de camisa, denominada brial; y otra de lana más larga, de mangas estrechas con un cinturón de cuero; además usaban calzones y una capa.

Las mujeres, por otra parte, también llevaban dos túnicas: la camisia de mangas estrechas y la estola larga. Sobre ellas llevaban una capa, un manto o una clámide. El velo que cubría su cabeza, era de uso frecuente; así como los guantes de hilo para el verano y de piel para el invierno.

Desde el siglo XII, aumentó el uso de la seda y el algodón tenía su principal centro de producción en Italia. Apareció el vellux o terciopelo, y aumentó la producción de peletería.

Durante el siglo XIV, los calzones fueron más cortos. Sobre las camisas se llevaba un jubón, el cual era una prenda que cubría desde los hombros hasta la cintura.

Evolucion de la moda
Evolución de la moda. Fuente: godofredo.ninja

Edad Moderna

En el Renacimiento surgió el concepto de moda, tal como la conocemos en la actualidad, en el que se introdujeron nuevos géneros y la costura alcanzó un alto grado de profesionalización.

Durante el siglo XVI, el calzón era a modo de bombacho. Se usaba el jubón con capas que llevaba diversos tipos de adornos como la gorguera, tela de encajes fruncidos que cubría el cuello. En el atuendo femenino, surgió el corsé que ceñía a la cintura, sobre una falda acampanada llamada crinolina.

Para el siglo XVII, predominaron las formas sobrias, por influencia religiosa. El paño era el material más utilizado, y la seda estaba al alcance de las clases más elevadas de la sociedad. El jubón fue transformado a chaqueta y el calzón se alargó quedando por debajo de unas botas altas.

En Francia, la corte de Luis XIV benefició a la alta costura. Apareció la corbata en forma de lazo anudada al cuello y la casaca que era ajustada y tenía forma de campana en la parte inferior.

Siglo XVIII

En el siglo XVIII, se usaban las camisas de mangas anchas con corbata y chaqueta. Los calzones llagaban a las rodillas y medias. La casaca se hizo más estrecho y apareció el frac. El traje femenino era al estilo Watteau, con faldas abultadas sobre la crinolina con grandes drapeados plegados y colas que llegaban al suelo.

Durante los tiempos de la Revolución Francesa, la forma de vestir era uniforme. Los hombres usaban las casacas y pantalones largos, mientras que las mujeres usaban corpiños, faldas y chal de tela.

En Inglaterra, el hombre vestía con casacas de cuello alto, calzón hasta las rodillas y sombreros de copa. Las mujeres usaban vestidos largos con una cinta por debajo del pecho.

Siglo XIX

En el siglo XIX, la vestimenta era dedicada para el hombre moderno. El frac se hizo más corto y ancho, tomando la forma actual de la chaqueta; el pantalón era amplio por la parte superior y estrecho hasta los tobillos; y el abrigo de corte recto. En el vestido de la mujer, el talle se bajó a la cintura, con mangas anchas y hombreras y faldas anchas.

Por otra parte, apareció la figura del modista y la modelo, el género de punto y se inventó la máquina de coser.

Siglo XX

En el siglo XX, prevalecía la moda masculina inglesa, mientras que la femenina estuvo influenciada por la costura francesa. La indumentaria se fue simplificando, siendo de carácter práctico y utilitario de las prendas, así como el aspecto deportivo y urbano.

En la moda femenina, apareció la minifalda y comenzaron a usar pantalones, surgiendo la  “unisex”.

A mediados de siglo, en los Estados Unidos se impuso la moda juvenil, práctica y deportiva con el uso del blue-jean o pantalón vaquero. Seguidamente, el prét-á-porter, el diseño de moda a precios económicos, cobra auge debido a su producción en serie.

En las últimas décadas, se han proliferado los movimientos alternativos como la moda de las “tribus urbanas”. Esta tendencia busca diferenciarse al resto de la población basados en los gustos comunes de la música y la ropa vanguardista.

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_moda

https://estudiantes.elpais.com/EPE2015/periodico-digital/ver/equipo/1862/articulo/la-moda-a-traves-de-la-historia